Reporte de inteligencia

Vibró el tercer piso del distribuidor vial Juan Pablo II

Al menos tres llamadas telefónicas, alertaron sobre lo mismo en el 066: ¡Está vibrando el distribuidor vial Juan Pablo II!.

Qué miedo. Los automovilistas, preocupados, marcaron desde su celular y dieron la alerta.

El puente vibraba. Se movía suavemente como si estuviera temblando, según dijeron los conductores que circulaban a vuelta de rueda, en el tercer piso del distribuidor, donde parece que anda uno en la Montaña Rusa. El tercer piso inicia en el libramiento Morelos (adelante de Vise), y termina en el centro comercial Altacia.

La extraña vibración ocurrió en la mañana del miércoles 22 de junio, como a eso de las 7:30 horas. Había una larga fila de autos que salían de León rumbo a Silao y no avanzaban, cuando de pronto comenzó a vibrar.

De hecho, el Municipio detuvo el tráfico por unos minutos para ver qué ocurría. Se descartó que existiera un riesgo estructural, aunque no se ha hecho un peritaje serio y profundo para confirmarlo.

A simple vista, el distribuidor vial presenta demasiada separación entre bloque y bloque. Cada vez es más evidente la distancia entre las trabes, pero tampoco eso significa que existe un daño estructural serio en el distribuidor.

Por lo pronto, el temblor en el tercer piso del Juan Pablo II, es un extraño hecho sólo comprendido por los ingenieros civiles. Tal vez fue un reacomodo del terreno. Quizás fue un resentimiento de las estructuras. Puede ser que haya sido el peso de los vehículos parados en ese momento. A lo mejor fue un auténtico temblor que se sintió en León. Sólo los expertos podrán explicarlo.

Lo peor sería, ciertamente, que se tratara de un aviso.

@pccarrillo
pablo.carrillo@milenio.com