Reporte de inteligencia

Urge cabildear el tema Carlos Medina

El tema de Carlos Medina en el PAN no saldrá tan fácilmente. El primero que no está muy interesado es él.

Sus twitters son confusos. Ahí dice que está en contra de las prebendas en el partido y en contra de las prácticas de voto corporativo.

Y lo grave es que las últimas 6 elecciones en el PAN de León han sido mediante el voto corporativo y la compra de los votos.

Así que Carlos Medina tiene que enviar los mensajes correctos. ¿Quiere o no quiere? Y si le interesa, debe comenzar a operar entre los grupos.

El tema de Carlos Medina saltó a la escena sin un análisis previo. No hay nada planchado, ni acordado. No hay nada platicado con los otros precandidatos y entonces lo único que hace el nombre es irritar a los demás. Diego Sinhué ya dijo que él no se baja, aún cuando sea Carlos Medina. Mayra Enríquez ya dijo que ella sigue al frente en las encuestas y pide que la ciudadanía lo valore.

El destape cayó por sorpresa al PAN de Guanajuato. Y eso debe acelerar la revisión del candidato antes de lo previsto. El destape obliga a dialogar con todos los precandidatos para ver si están de acuerdo con el tema de Carlos Medina. Y para bajar a los demás, hay que hablar de cargos y rebanadas del pastel. Para bajar a Diego Sinhué hay que ofrecerle una diputación local. Para bajar a Mayra hay que darle una diputación federal o local. Para bajar a Humberto Andrade hay que darle otra diputación. Para bajar a Éctor Jaime Ramírez y a Héctor López hay que dejarlos correr por la gubernatura. Y así con cada uno de los aspirantes.

Por lo mismo no es fácil el tema de Carlos Medina. Y si Gerardo Trujillo en realidad quiere a Carlos Medina, hay que empezar a cabildearlo para ver si es posible y para tranquilizar a todos en el PAN. No hay duda: La elección se ha adelantado.

http://twitter.com/pccarrillo 

pablo.carrillo@milenio.com