Reporte de inteligencia

El Secretario de Gobernación nunca pierde

El futbol también es política.

La final del futbol mexicano, tuvo varios toques de grilla, de alto nivel. La primera sorpresa fue la presencia del secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, originario de Pachuca, Hidalgo.

Osorio Chong es futbolero. El segundo hombre más poderoso de México es hincha del Pachuca, y vino a ver el juego de su equipo.

Los Martínez, a la vez, son políticos.

Jesús Martínez padre y Jesús Martínez hijo, lo recibieron como se merece. Con honores y cortesía, con amabilidad y atención.

No seguido viene el Secretario de Gobernación a León, y menos a un partido de futbol.

De tal forma que la presencia de Chong fue casi una visita de Estado. El gobernador Miguel Márquez Márquez, aficionado del León, lo recibió en la ciudad, y lo acompañó en el estadio, sin importar los colores.

La reunión debió ser incómoda. El secretario de Gobernación cantaba los goles del Pachuca, y Márquez cantaba los del León. Por cierto, los dos son presidenciables para el 2018.

La segunda sorpresa fue la ausencia del empresario Carlos Slim. ¿Por qué no vino Slim si venía el Secretario de Gobernación?

Aún así, la final de futbol se convirtió en una pasarela de políticos y candidatos.

A la hora de la comida, la presidenta de León, Bárbara Botello, comió con Miguel Ángel Salim, el ex candidato del PAN a la Alcaldía de León. El factor de unión fue un fanático del equipo León: el publicista Carlos Alazraky, hincha esmeralda de toda la vida y asesor de políticos. Bárbara, Salim y Alazraky, pudieron sentarse en la misma mesa, porque tenían un gran tema en común: el equipo esmeralda. No hablaron de votos, sino de goles.

Todo es grilla.

No todo es futbol.

En el mismo palco de Jesús Martínez, estuvo el ex secretario de Salud, José Ángel Córdova Villalobos, aspirante a la alcaldía de León. Córdova quiere ser Alcalde y ahí está en el palco de honor. Y los Martínez le dan juego, sabiendo lo que eso significa.

Es política y es futbol.

Es grilla y es pasión.

Ya decían los viejos políticos mexicanos. Un buen secretario de Gobernación no es el que se ve, sino el que se hace sentir. Osorio Chong se hizo sentir ayer en León. Y eso preocupa en términos de resultados, ¿No pedirá Osorio Chong a los Martínez un triunfo del Pachuca?. Dicen que Chong no deja ni un cabo suelto, pero tampoco hay que mal viajarse.

Si eso pudiera hacerse, mejor el León hubiera perdido la semana pasada contra el Toluca, el equipo del presidente Enrique Peña Nieto.

La pelota está en juego.

Osorio Chong lleva la ventaja.

http://twitter.com/pccarrillo