Reporte de inteligencia

Sale el PRI más fracturado en Guanajuato

Hubo denuncias de acarreos y compra de votos. El diputado Francisco Arroyo Vieyra dijo que en las casillas había gente con facha de malos, de la CNC de otros estados. Los priistas denunciaron que por cada voto ofrecían mil 500 pesos. Y Alejandro Lara dijo que hubo un derroche de recursos impresionante y compra de voluntades.

La jornada fue poco transparente, según los mismos priistas.

Alejandro Lara afirmó que en los últimos días llegaron unos 100 operadores de la CNC –Confederación Nacional Campesina-, para cooptar a los militantes y convencerlos de votar por Santiago García López.

Era de esperarse.

La contienda entre los priistas de Guanajuato no podía salir limpia. Pero lo importante ahora es ver cómo se hace la operación cicatriz. Y aquí juegan los ganadores y los perdedores.

Los ganadores son el senador de la CNC, Gerardo Sánchez, la presidenta de León, Bárbara Botello, y el senador Miguel Ángel Chico. Y los perdedores son Alejandro Lara, Francisco Arroyo Vieyra, Jorge Videgaray y Alejandro Arias.

Aquí lo importante va a ser cómo procesan la victoria y la derrota, porque no es tan sencillo asumir con responsabilidad ni una ni otra. Los ganadores deben cerrar filas y tratar de trabajar para todos. Y los ganadores deben mostrar madurez para apoyar a los nuevos dirigentes.

El PRI de Guanajuato quedó dividido en dos grandes grupos. Y de alguna forma el resultado podría ser un adelanto de lo que ocurriría si en este momento se enfrentaran por las alcaldías en el 2015 y por la candidatura a la gubernatura en el 2018. Aunque todavía falta mucho para las próximas contiendas.

Por ahora, urge que el nuevo dirigente Santiago García, se ponga a trabajar. Urge que ponga orden en el partido y que hable con los priistas fuera de control. Urge que trabaje en la estructura de cara a las elecciones del 2015. Y urge que afine la estrategia del tricolor para el 2018.

El PRI afronta un momento histórico.

Con un presidente de la República del PRI y un desgaste natural del PAN en Guanajuato, tal vez es una gran oportunidad de recuperar el estado. Pero no será fácil. Para eso se requiere del trabajo de ganadores y perdedores. Para eso se necesita del grupo de Gerardo Sánchez y de Bárbara Botello, pero también se requiere de Pancho Arroyo y de Alejandro Arias. De lo contrario, el peor enemigo del PRI será el propio PRI.

http://twitter.com/pccarrillo