Reporte de inteligencia

¿Querían ocultar la influenza en Guanajuato?

La semana pasada publicamos en Milenio León que había 17 casos de influenza AH1N1 en Guanajuato, y las autoridades de salud lo negaron. Los médicos del gobierno dijeron que no era cierto, que no había ningún caso.

Hoy ya no lo pueden negar. El Hospital General Regional y el IMSS tienen decenas de casos sospechosos de influenza. Y el secretario de Salud, Ignacio Ortiz, ya confirmó ayer que hay 20 casos de influenza en Guanajuato.

La enfermedad está presente en esta temporada de frío.

Lo que tenemos ahora es un aumento considerable en el número de casos y ya hay 8 casos sospechosos de muertes por influenza en el estado. Y no sólo eso. Hay también muchos casos de neumonía, pulmonía y bronquitis, a consecuencia de las bajas temperaturas de las últimas semanas.

Y lo extraño es que el Gobierno aún no alerta a la ciudadanía. Da la impresión de que el secretario de Salud, Ignacio Ortiz, pretendía ocultar el brote de la enfermedad, esperando que la situación se arreglara sola. Y no es así. El sector salud tiene que advertir a la población sobre el aumento de las enfermedades respiratorias para que los ciudadanos se cuiden.

Basta ver cómo los mismos médicos andan con cubre-bocas en los hospitales, porque no quieren contagiarse.

En el año 2009, el país se alertó demasiado por la presencia en la influenza AH1N1. Incluso se dijo que fue una medida exagerada de parte del Gobierno, debido a que se suspendieron clases en las escuelas y se pararon actividades en algunas empresas y negocios.

Al final de cuentas, no sabemos qué hubiera ocurrido si el doctor José Ángel Córdova no advierte sobre los riesgos de un brote grave en todo el país.

Ahora se está haciendo lo contrario.

Las autoridades no quisieron hablar del tema en las primeras dos semanas, aún cuando hay muchos casos en los hospitales. De hecho cuando publicamos los casos en Milenio León, la semana pasada, la primera reacción del Gobierno fue negarlo, en lugar de pedir a la población el incrementar sus precauciones. El caso es que la influenza AH1N1 está aquí, y hay que cuidarse. Hay que evitar el contacto con las personas enfermas, hay que usar gel antibacterial otra vez y hay que abrigarnos para salir a la calle.

Otro problema es la falta de medicamentos en las farmacias comerciales de Guanajuato. No hay medicinas, no hay vacunas. Ojalá que el brote no se salga de control, porque sería muy grave para la región. Y ojalá ya no quieran ocultar los casos y más bien nos digan la verdad para cuidarnos.

http://twitter.com/pccarrillo