Reporte de inteligencia

Se requiere un Procurador de los Derechos Humanos con el respaldo de todos los partidos

El proceso de selección va a ser complicado. El gobernador, Miguel Márquez, tiene una lista de 19 aspirantes a la Procuraduría Estatal de los Derechos Humanos, pero debe seleccionar a tres para ponerlos a consideración del Congreso del Estado.

En realidad solo cinco o seis tienen posibilidades.

Vamos a ver los perfiles.

De entrada, sería un mensaje positivo el que fuera una mujer. Y ahí hay dos perfiles importantes, Margarita Guadalupe Camacho, actual subprocuradora de Celaya, y María Dolores López Loza, actual consejera electoral de Guanajuato. Las dos tienen un perfil interesante. La subprocuradora Margarita Guadalupe Camacho conoce muy bien la institución, tiene experiencia y sabe lo que ha ocurrido en la Procuraduría en los últimos años. Sería una buena oportunidad para la continuidad. Y María Dolores López representaría un giro a la Procuraduría con una mujer que tiene 26 años de experiencia en el IFE y en el Instituto Electoral. María Dolores sabe lo que es una institución, tiene una maestría en Derechos Humanos y es bien vista por los partidos políticos.

La otra dama es Paola Monroy, quien tiene el conocimiento para ser procuradora, pero que no parece tener los apoyos necesarios para conseguirlo.

Después viene la posibilidad de que sea un hombre. Ahí hay varios candidatos fuertes. Uno de ellos es Germán Estrada, un ex profesor de la Ibero y experto en migración y derechos humanos. Germán fue delegado de Migración en Guanajuato y tiene muchos años de trabajo con los jesuitas.

Otra opción importante es el subprocurador de Derechos Humanos en Irapuato, José Raúl Montero. Él conoce muy bien la Procuraduría y tiene la preparación y la experiencia. José Raúl representaría la continuidad a los temas importantes en la institución. El Subprocurador sabe cómo ha funcionado la Procuraduría en los últimos ocho años y es una opción seria.

La tercera posibilidad es José Manuel Ramos, un joven abogado surgido de la red de asociaciones civiles de la Procuraduría. José Manuel es hijo de padres activistas, conoce la lucha social y tiene preparación. También podría ser un perfil interesante.

Aunque la última palabra la tiene el gobernador Miguel Márquez Márquez. Todo lo que digamos por ahora es especulación. Incluso el Gobernador podría salir con una sorpresa. Lo que sí es fundamental es escoger a una persona que pueda tener el respaldo de los todos los partidos políticos en el Congreso. El ombudsman debe ser electo por unanimidad, con el respaldo de todos, como ocurrió en el 2008.

pablo.carrillo@milenio.com