Reporte de inteligencia

Policías de León usan ridículos chalecos de Batman

Me quedé con los ojos de plato cuando vi en Milenio las fotografías de policías de León con chalecos de Batman y Transformers, como niños de secundaria.

Los policías juegan a ser superhéroes. Solo que en lugar de llevar las imágenes de caricaturas en las libretas o cachuchas, las llevan en sus chalecos anti-balas.

No es posible. Parece un tema curioso de policías juguetones que usan a Batman en su uniforme, pero el hecho entraña un problema muy serio. No hay disciplina en la corporación.

Los policías son desordenados y no respetan las normas. No entienden que llevar un Transformers en el uniforme, puede implicar un arresto o un llamado de atención. No comprenden que la corporación debe enviar mensajes de confianza a la ciudadanía y no mensajes de frivolidad y confusión.

Desde hace años, la Policía de León ha relajado su disciplina. Las reglas internas no están muy claras. Los agentes se graban videos unos a otros para exhibirse en actitudes incorrectas y se distraen de sus actividades, mientras la delincuencia avanza. El hecho de que muchos de ellos ya traen a Batman en su chaleco, habla de que no hay respeto a la corporación y no hay supervisión. Acaso ningún jefe se da cuenta que traen caricaturas en sus uniformes o acaso se dan cuenta y no hacen nada. Por donde se le vea, es una vacilada, una preocupante vacilada.

León pide una policía seria. Ahora más que nunca la ciudad requiere de una corporación responsable y comprometida que encare los nuevos retos de la seguridad. Ahí la llevan. Pero hay que cuidar todos los detalles. Hay que trabajar en el espíritu de grupo, hay que recuperar el servicio a la comunidad y fomentar la honestidad. Y por supuesto que hay que prohibirles llevar a Batman y a los Transformers en los uniformes. Si no mantienen la disciplina al rato van a llevar a Micky Mouse. 

 

@pccarrillo

pablo.carrillo@milenio.com