Reporte de inteligencia

El Piojo merece ser diputado del Partido Verde

Miguel Herrera, El Piojo, debió dejar la Selección Mexicana, cuando lanzó un tuit para apoyar al Partido Verde el día de la elección, el 7 de junio.

Ese día se burló de los mexicanos. Aprovechó su cargo noble para hacer campaña a favor de un partido político. Se pasó por el arco del triunfo la ley electoral. Y cometió un delito electoral.

No entiendo por qué lo perdonaron.

Los partidos políticos debieron poner una queja formal y el Instituto Nacional Electoral tuvo que iniciarle un juicio o procedimiento por hacer proselitismo el día de la elección.

Ese día, varios actores y cantantes también lanzaron tuits a favor del Partido Verde, pero el caso de El Piojo, era más grave. Como quiera un cantante se representa a sí mismo, pero El Piojo tenía la representación de un país en un juego internacional.

Miguel Herrera perdió piso.

Salía en todos los programas de espectáculos del país, aparecía en muchos anuncios comerciales y se volvió un personaje simpático. Ya se nos estaba olvidando lo que hizo hace 20 años cuando golpeó a un joven taquero de León y cuando pateó a un jugador de Honduras en un partido oficial, hasta que lo volvimos a ver tal cual, como es, en la agresión al conductor Martinoli.

Y todavía de manera cínica, Miguel Herrera utilizaba una corbata verde en los juegos de la Selección Mexicana en la Copa de Oro. ¿Para qué se ponía la corbata verde? ¿Para burlarse de su tuit electorero? ¿O para convencernos de que su corazón es verde?

Hoy por fin lo echaron de la Selección Mexicana, aunque el señor tenía a la opinión pública en contra desde el 7 de junio. Fue un grave error de El Piojo el lanzar aquel tuit del Partido Verde el día de la elección. Ese día dejó de ser el entrenador de los mexicanos para convertirse en un operador del sistema político sucio y oscuro.

Hoy el Piojo está desempleado.

A ver si el Partido Verde (o el PRI), le consiguen una nueva chamba, aunque sea de diputado.

http://twitter.com/pccarrillo 

pablo.carrillo@milenio.com