Reporte de inteligencia

El Partido Verde agarró gran peso político en León

A simple vista, no se aprecia con claridad, pero el Partido Verde Ecologista Mexicano (PVEM), se volvió muy importante en León. A tal punto que el Verde fue determinante para que Bárbara Botello se convirtiera en alcaldesa de la ciudad y ahora quiere bloquear a Martín Ortiz García.

Al tricolor, le crecieron los enanos.

Al principio, su papel era el de acompañar a los candidatos del PRI para Guanajuato, pero ahora el Verde quiere decidir.

Hoy día usan su capital político para poner contra las cuerdas al PRI.

El Verde presiona y amaga. El Verde pone condiciones. El Verde negocia y consigue posiciones que no ganaría si lanzara a sus candidatos. Hoy por hoy cogobierna en León.

El Verde por sí mismo no tiene gran fuerza, pero sus votos pueden ser la diferencia para un triunfo o una derrota del PRI. En León deben tener 30 mil o 40 mil votos duros, suficientes para inclinar la balanza en un escenario cerrado entre el PRI y el PAN.

Su peso se nota en el Ayuntamiento. El Partido Verde tiene un síndico, Eugenio Martínez, y dos regidores, Beatriz Manrique y Miguel Ángel Balderas. Y además tiene a tres funcionarios de primer nivel: Ignacio Noriega en la Dirección de Economía, Fidel García Granados en la Dirección Medio Ambiente y Amílcar López en la Dirección de Movilidad. De tal forma que ellos manejan la economía, el medio ambiente y el transporte de León, áreas estratégicas de la administración.

El Verde está crecido en León. Su desempeño ha sido correcto en los últimos 15 años y ahora están viendo los resultados.

Aunque su posición actual es definir quién debe ser el candidato para la Alcaldía, de lo contrario amenazan con romper con el PRI –como ya lo hicieron hace tres semanas-. Ellos quieren a José Ángel Córdova Villalobos, el ex secretario de Salud del Gobierno Federal, y no muestran disposición a negociar. Tiene que ser Córdova, si no, no van en alianza, con el riesgo que implica el romper con el tricolor. Queda claro que el PRI solo difícilmente ganaría la elección. Pero, según parece, el Verde prefiere romper con la alianza a respaldar a Martín Ortiz, lo cual podría ser el camino a la derrota. El riesgo de vetar a Martín es que provocaría un golpe anímico a la militancia tricolor y al grupo dominante en León. Así que el Verde tendría que entender su responsabilidad histórica con la ciudad y actuar por el bien de León y no por el bien de 4 militantes distinguidos.

La realidad es que todavía están muy lejos de ganar solos una elección y un candidato suyo sólo serviría para darle el triunfo al PAN.

Ya veremos qué decisión toman. 

http://twitter.com/pccarrillo 

pablo.carrillo@milenio.com