Reporte de inteligencia

País de matanzas

Los mártires del 2 de enero. La matanza del 68. La masacre de Acteal. La matanza de El Charco. Los desaparecidos de Ayotzinapa en Iguala.

La lucha por la democracia en México ha costado sangre en las últimas décadas.

La masacre del 2 de enero en León fue en 1946.

La matanza de Tlatelolco, en 1968.

Acteal, Chiapas, fue en 1997.

El Charco, Guerrero, en 1998.

Y ahora el caso de Iguala es en el 2014.

Se creía que no veríamos más estos casos de abuso del poder, de autoritarismo y maldad, de parte de las autoridades hacia el pueblo. Pero ya tenemos otra masacre en estos tiempos modernos. En el 2014 aún se mata para callar a los inconformes.

Esta historia lamentable ya la conocemos.

Los mártires del 2 de enero eran conservadores que alegaban un fraude electoral en León, hace 68 años. Fueron acribillados por el Gobierno desde el palacio municipal.

Los jóvenes del 68 eran estudiantes que pedían un cambio y fueron asesinados por el Ejército y el Gobierno Federal.

En Acteal, eran indígenas tzotziles que estaban orando en un templo y que fueron acribillados por paramilitares.

En El Charco -municipio de Ayutla de Los Libres-, eran indígenas que habían participado en una asamblea comunitaria para ver proyectos productivos, y fueron acribillados por militares.

Son los crímenes de Estado. Los actos salvajes de los gobernantes que no aceptan la crítica. La respuesta violenta y despiadada de los gobernantes que no quieren perder el poder. El peor acto del ser humano, dispuesto a matar por conservar los privilegios.

Los matan porque representan una amenaza para el poder. Los matan porque son incómodos. Los matan porque dicen la verdad. Porque no se callan. Porque protestan. Porque piden justicia. Porque no se dejan. Porque se organizan. Porque exigen sus derechos.

En León entendemos lo que es una matanza como la de Iguala.

La matanza del 2 de enero dejó huellas profundas en la sociedad. La masacre cambió a la sociedad y definió la lucha democrática. Han pasado ya 68 años desde la matanza del 2 de enero en León, y seguimos hablando de esos desgraciados que dispararon en contra de las personas indefensas.

Justicia para los mártires del 46. El 2 de octubre no se olvida. Queremos la verdad de Acteal y El Charco. Todo el peso de la ley para los culpables de Ayotzinapa.

http://twitter.com/pccarrillo 

pablo.carrillo@milenio.com