Reporte de inteligencia

El PAN debe ser más crítico en campaña

El PRI está siendo rudo en campaña.

No son los candidatos a las alcaldías, ni los aspirantes a las diputaciones, los que están atacando a los panistas, son los dirigentes nacionales a través de radio y televisión.

Hay dos anuncios particularmente agresivos.

El primero habla de los diputados panistas que organizan fiestas con sexoservidoras. El segundo habla sobre un gobernador del PAN que mandó construir una presa para su propiedad privada en Sonora.

El PRI ataca. Y el objetivo directo es el PAN.

Esos dos anuncios son repetidos en todo el país en distintas plataformas.

Da la impresión de que no es un asunto de Guanajuato, pero aquí están transmitiendo sus anuncios durante todo el día. Entonces sí es un asunto de Guanajuato y León, y de todos los municipios, y están tratando de influir en el voto de los ciudadanos.

Eso obliga a una respuesta del PAN.

Acción Nacional, en cambio, está muy pasivo. No hay una reacción de Acción Nacional ante la agresividad del PRI. Ni la dirigencia nacional, ni la dirigencia estatal, ni la municipal, ni los candidatos, tienen una estrategia para contrarrestar la campaña sucia del PRI.

Los candidatos tienen que reaccionar. Héctor López Santillana ha sido un contendiente muy respetuoso en León –con la actitud de quien va adelante en las preferencias electorales-, pero tendría que ser más crítico con los gobiernos priistas precisamente para contrarrestar los ataques del tricolor. ¿O acaso piensan quedarse de brazos cruzados, mientras el PRI los agrede todos los días con estos mensajes?

Héctor López tiene que arriesgar más. Está bien que está adelante en las encuestas, pero debe dejar claro que el PAN quiere regresar porque el PRI no lo hizo bien. Hasta ahora el cuestionamiento más fuerte al gobierno de Bárbara Botello lo hizo José Ángel Córdova Villalobos y no Héctor López Santillana. Se le reconoce su prudencia y su respeto a los contendientes, pero para ganar una elección como la de León se necesita algo más que caballerosidad. Esto, lamentablemente, no es de caballeros.

http://twitter.com/pccarrillo 

pablo.carrillo@milenio.com