Reporte de inteligencia

Oliva busca la unidad de los panistas

El auditorio se llenó.

No cabía un auto en el estacionamiento, ni había una silla desocupada en la sala. 800 panistas fueron a apapachar a Juan Manuel Oliva.

El ex gobernador de Guanajuato, acudió a la reunión del PAN, de los lunes, y hubo casa llena. Ahí, el ex gobernador habló de su campaña por la dirigencia nacional y prometió la maquinaria electoral más potente del partido.

Oliva trae su discurso articulado en tres ideas: la unidad del partido; la cercanía con los panistas; y la construcción de un partido ganador. No ataca a nadie, ni pelea con sus rivales. Oliva habla de estar unidos y de trabajo de partido.

Un número importante de panistas de Guanajuato confía en él. “¡¡Si que-re-mos ga-nar, a O-li-va hay que a-po-yar!!”, gritaban unas señoras.

El ex Gobernador trae arrastre en Guanajuato.

Ahí estaban alcaldes, diputados locales, diputados federales, regidores, directores de área y funcionarios de gobierno del estado, apoyándolo.

El estado de ánimo se reactivó. Hacía meses que los panistas no mostraban tal optimismo.

“Queremos un PAN de la unidad, no de la confrontación”, señaló. “Hay que regresar al trabajo voluntario, el trabajo con amor”, dijo. “Necesitamos panistas doctrinarios”, expresó. “Daremos 150 distritos a las mujeres y 150 distritos a los hombres”, prometió.

El momento emotivo fue cuando gritó: “Extraño al PAN Luis H. Álvarez. Extraño al PAN de Maquío, el PAN de Diego Fernández de Cevallos”. Y remató: “Extraño al PAN de Fox, pero antes del 2000”. Y todos soltaron una carcajada.

Oliva está de regreso.

Su nombre suena a nivel nacional. Existe en la contienda. Sale en los noticieros estelares y en los periódicos importantes. Lo mencionan los columnistas prestigiados. Está en la jugada.

El reto es complicado. Son 222 mil panistas, con derecho a voto. Mil 900 municipios. Todo el país por recorrer. Y viene la etapa más interesante. El trabajo de tierra, en donde Oliva llevaría ventaja sobre Gustavo Madero y Ernesto Cordero.

Va a estar duro. Madero trae la estructura del partido y el apoyo del Gobierno Federal. Pero aquí en Guanajuato, donde mejor conocen a Oliva, confían en su capacidad electoral y sus virtudes de operador. Unos decían que no llegaba a septiembre. Otros juraban que no pasaba de diciembre. La realidad es que Oliva sí aparece en las encuestas con un porcentaje importante de seguidores. Oliva está en la contienda.

http://twitter.com/pccarrillo