Reporte de inteligencia

Michoacán, siempre hay alguien peor que nosotros

En Apatzingán, alguna vez escuché algo así: “Aquí está feo, pero todo el país está igual”. En Ciudad Juárez, en otra ocasión alguien me dijo: “No sólo Juárez está así. Todo México está así”. Y en Culiacán, varias veces oí una frase de sus habitantes: “Sinaloa está muy mal. Pero hay lugares peores en México”.

Ninguna región del país asume que es la peor zona para vivir. Siempre habrá un lugar, lejos de ahí, en donde ocurren hechos más graves y peligrosos. Es una forma de aceptar una realidad terrible. Es un consuelo de los pueblos el pensar que hay peores regiones.

En León, por ejemplo, ahora decimos con frecuencia: “Sí aumentó la violencia, pero aquí no pasa nada en comparación con otras ciudades del país”. Todas las ciudades tienen sus justificaciones para no reconocer que lo que ocurre en realidad no debería ocurrir.

A nadie le gusta reconocer que la ciudad o el pueblo donde vive, tiene problemas serios. Y entonces creamos una versión pública y colectiva, muy cómoda y aceptada por todos, de que no estamos tan mal.

Y así surgen frases huecas como aquella que dice: “Guanajuato sigue siendo un estado de paso del narcotráfico”. O bien, el argumento que últimamente ha surgido en León: “Aquí no pasa nada en comparación con Tamaulipas”. O tal vez: “La violencia en León es menor comparada con Zacatecas”.

Todos caemos en esa actitud conformista.

Muchos lo hemos dicho en alguna ocasión y a lo mejor tenemos razón, pero no debemos acostumbrarnos al aumento de los asesinatos y a la violencia. Tenemos que reconocer que algo no estamos haciendo bien. Y trabajar para que León siga siendo una región segura.

De tal forma que ya no digamos más que Apatzingán está peor que León. Porque Apatzingán dirá que Badiraguato está más feo. Y Badiraguato dirá que Sierra Leona es lo más horrible del planeta, pero en Sierra Leona encontrarán un lugar peor.

http://twitter.com/pccarrillo