Reporte de inteligencia

Ni Martín, ni Córdova, el PRI se hace bolas

El PRI trae un embrollo en León.

El Verde no quiere a Martín Ortiz García –el candidato de Bárbara Botello-, de ninguna manera. No es negociable.

Y el PRI no quiere al doctor José Ángel Córdova Villalobos –el candidato del partido-, bajo ningún argumento. Tampoco es negociable.

Ni el Verde, ni el PRI, se salen de aquí.

Y si el grupo de Bárbara Botello se empeña en imponer a Martín Ortiz, el Verde se bajará de la alianza. Es decir habría riesgo de derrota.

Pero si José Ángel Córdova es designado por el PRI Nacional, los priistas de León no darían su apoyo en la elección constitucional. Habría también un riesgo alto de derrota el 7 de junio.

¿Entonces cuál es la salida?

Las posiciones de los dos partidos ya son tan polarizadas que nadie aceptará al candidato de enfrente, sin que ocurra una fractura.

Y la verdad es que sí resulta extraña la actitud del Partido Verde de vetar a Martín Ortiz García, como si él les hubiera hecho algo. Ahí se aprecia una mano extraña que pretende mecer la cuna.

De tal forma que esto se resolverá con un tercero en discordia, designado desde la Ciudad de México. Un Jorge Videgaray. Un empresario exitoso, reconocido en León, con amplia trayectoria en el servicio público y con muchas virtudes administrativas. Un político que hoy día es el coordinador de la fracción del PRI en el Congreso del Estado y que nadie duda sería un gran alcalde de León.

Jorge Videgaray no provoca enojos en ninguno de los dos bandos. Es un personaje que no polariza y que mantiene una buena relación tanto con Bárbara Botello, como con Beatriz Manrique. Es decir que la salida para este embrollo se llama Jorge Videgaray y solo es cuestión de tiempo. Jorge sí tendría los votos del Verde y del Panal, y recibiría el respaldo de los barbaristas de León. El líder nacional del PRI, César Camacho, ya se lo propuso y solo falta que Jorge diga que sí.

Eso está por verse.

http://twitter.com/pccarrillo 

pablo.carrillo@milenio.com