Reporte de inteligencia

Manotazos de Sheffield por la investigación de su declaración patrimonial

En el PAN todavía no digieren la derrota del 2012 en la Alcaldía de León. Ayer el ex presidente Ricardo Sheffield dio manotazos para quejarse del contralor Alberto Padilla, militante de Acción Nacional.

Sheffield jura que los miembros de su partido lo quieren investigar por su declaración patrimonial, porque está detrás Miguel Salim. El Contralor lo mandó llamar para que declarara sobre sus bienes. Y Sheffield le echó la culpa a Miguel Salim, el ex candidato perdedor del PAN a la Alcaldía de León.

“Es fuego amigo”, dijo el ex presidente.

Sheffield y Salim son enemigos políticos. Ellos dos han radicalizado a los militantes y se metieron a una dinámica de pleito permanente entre los dos grupos opositores en León. A tal grado, que perdieron la Alcaldía de León, por andar peleando, en lugar de ponerse a trabajar en las campañas. La bronca tiene ya 6 años.

Desde el 2009, Sheffield le ganó a la Salim la contienda interna para ser el candidato a la Alcaldía de León. Después, en el 2012, Salim derrotó a Mayra Enríquez, la candidata de Sheffield a la Alcaldía, y fue una guerra intestina. Salim fue el candidato, pero perdió en la elección constitucional, contra Bárbara Botello.

La derrota profundizó las diferencias, porque ambos grupos se echan la culpa.

Ahora hay un nuevo capítulo.

Y el contralor panista, Alberto Padilla, quien lo llamó para aclarar el tema de sus bienes, cerró el episodio con una frase lapidaria: “¿De qué tiene miedo Sheffield?”.

http://twitter.com/pccarrillo