Reporte de inteligencia

León gana a los turistas del Buen Fin

El mismo día, estuve en León y Morelia y me quedé asombrado: León lucía lleno y Morelia medio solo. En la entrada a León había cientos de autos queriendo entrar -el sábado de Buen Fin-, mientras que en la entrada de Morelia, había 15 o 20 autos. En la autopista de Salamanca, había una fila de casi 3 kilómetros para pagar, mientras que en la autopista de Cuitzeo, no había ni dos coches antes de llegar al pago.

León ganó a los turistas en el Buen Fin.

Otras ciudades no recibieron tantos visitantes, aún cuando tienen destinos más atractivos que León. Morelia es uno de esos casos. Morelia es una ciudad hermosa, llena de palacios y edificios de valor arquitectónico, protegidos por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), pero no han hecho bien las cosas en materia de turismo. La ciudad está descuidada, no hay tiendas de buen nivel, ni restaurantes o cafés de primera. Además ha habido demasiado ruido sobre la inseguridad y los narcotraficantes, de tal forma que Morelia no resulta atractivo para los visitantes en el fin de semana largo del Buen Fin.

León, en cambio, tiene dos elementos atractivos: El Festival Internacional del Globo y la venta de zapatos a precios rebajados. La ciudad por sí misma no tiene atractivos –no hay edificios de valor histórico, ni arquitectónico-, pero la combinación de globos y zapatos, ha sido fantástica en el fin de semana de la Revolución Mexicana. Esa fórmula ha sido realmente atractiva para los turistas del centro del país, a tal punto que en un fin de semana tuvimos casi 400 mil visitantes a León.

El Festival del Globo es un producto estrella, es una maravilla. Y por lo mismo hay que mejorarlo. Esta vez ya hubo demasiados comentarios sobre las calles saturadas, la falta de un operativo vial de parte del Municipio, el déficit de estacionamientos en la zonas y hasta la falta de baños públicos.

El Festival, por momentos, ya no es placentero, sino es más bien un calvario.

Entonces hay que cuidarlo. Hay que revisar la logística y el operativo. Y lo más grave es que el año pasado aquí lo advertimos y la logística no mejoró en nada. Ojo. Hay que disfrutar el triunfo del Festival del Globo, pero hay que ponernos a trabajar ya para el próximo año. Que no nos pase lo que a Morelia, cuyos dirigentes creen que la ciudad sola hará el trabajo de mantener el turismo.

http://twitter.com/pccarrillo 

pablo.carrillo@milenio.com