Reporte de inteligencia

En León, emplean a mujeres como burreras

Nadie sospecharía de una dama en un auto Mustang convertible. La mujer, Olivia Guzmán, sin embargo, llevaba tres bolsas de mariguana, en los asientos traseros, como si se tratara de ropa usada o sucia.

Los capos muestran su ingenio.

No se puede transportar mariguana en una camioneta conducida por un hombre barbón y mal encarado, con lentes oscuros. Cualquiera sospecharía que el tipo se trae algo. Nadie mandaría tampoco un cargamento con tres hombres rudos, a bordo de una camioneta.

La táctica de una mujer sola, suena interesante. Era una señora en un auto gris bonito, Mustang, descapotado. Y según parece ahí movía los cargamentos de mariguana por la ciudad de León, dando la impresión de ser una señora que iba por sus hijos a la escuela o una señora que viene del club, después de jugar un partido de tenis.

En cuatro días de vigilancia intensa, el Ejército Mexicano ya tiene el primer golpe en la ciudad. La semana pasada incrementaron la vigilancia en Guanajuato para evitar el efecto cucaracha de Michoacán y ya cayó el primer cargamento de droga en León, en la colonia Villas de San Nicolás.

La detención no fue una casualidad, sino que se trató de un caso rastreado justo en un retén carretero entre San Pancho y Jalisco.

Ahí salió la línea de investigación.

El Ejército Mexicano, según parece, ahora sí se está metiendo en la región. Como nunca, los militares tienen retenes en las entradas del estado y hacen recorridos por las carreteras estatales, lo que no se había visto, en otros años. Habían anunciado participación del Ejército, pero no se notaba mucho su presencia. Hoy sí es con intensidad.

Aquí están los militares.

Ahí están los retenes. Los soldados. Los operativos. Los patrullajes. Los vehículos artillados. Sólo faltan los resultados.

http://twitter.com/pccarrillo