Reporte de inteligencia

José Ángel Córdova, debió ser candidato independiente

El doctor José Ángel Córdova Villalobos se equivocó en la fórmula para competir en León. Córdova debió lanzarse como candidato independiente y habría tenido más posibilidades de ganar León.

Córdova sí era un ciudadano sin partido, pero decidió competir con las siglas del PRI, del Verde y del Panal, creyendo que los necesitaba, pero esos partidos fueron una losa pesada para él.

Córdova perdió credibilidad al sumarse a los partidos políticos y cargó con los errores que cometieron otros. El desgaste del gobierno de Bárbara Botello le afectó a su campaña. Y el resultado fue una derrota terrible, aún cuando Córdova tiene una buena imagen en la ciudad.

Por lo mismo, ahora se ve con más claridad que la clave era la candidatura independiente. Tenía fuerza, prestigio, reconocimiento y talento para buscar la Alcaldía solo, pero no lo hizo.

Los candidatos independientes fueron la revelación en esta jornada.

Jaime Rodríguez, El Bronco, consiguió una victoria histórica en Nuevo León, rompiendo con el bipartidismo. El Bronco hizo la hazaña. Logró convencer al pueblo de Nuevo León de que era momento de derrotar al PRI y al PAN juntos. El discurso es fácil de comprar.

Lo mismo ocurrió en Guadalajara con el joven independiente, Pedro Kumamoto, quien ganó una diputación, sin el apoyo de un partido político. Kumamoto hizo una gran campaña y derrotó al PRI y al PAN.

En Guanajuato también tuvimos a nuestro bronco. El candidato de Comonfort, José Alberto Méndez, ganó en las urnas, copiando el modelo de El Bronco. De hecho, José Alberto se fusiló el logotipo de un caballo que usó El Bronco en Nuevo León.

La fórmula mágica para José Ángel Córdova era la candidatura independiente. El discurso de castigar al PRI y al PAN hubiera pegado en León. Córdova era la persona indicada. Aquí tuvimos a un candidato independiente, Michel Vladimir, pero no consiguió las firmas para el registro. Era muy joven e inexperto. Córdova tenía todo para hacerlo: reconocimiento público, prestigio, contactos, financiamiento, preparación, experiencia, buenas relaciones con los medios de comunicación y amigos empresarios. Era una gran oportunidad, pero Córdova no lo entendió así. No quiso ser independiente. Lo vio tal vez como una aventura. Dicen que lo revisó y lo pensó, pero decidió no intentarlo. José Ángel Córdova decidió buscar la candidatura del Verde y del PRI –en el esquema tradicional-, y mandó el mensaje de que era candidato ciudadano, pero nadie se la creyó. El desprestigio del PRI terminó hundiéndolo.

http://twitter.com/pccarrillo 

pablo.carrillo@milenio.com