Reporte de inteligencia

Hidalgo, como Guanajuato, quiere la BMW

Otra vez la competencia es con Hidalgo.

De última hora, el Estado de Hidalgo pelea también por la nueva planta de automóviles de BMW, una inversión que Guanajuato busca desde hace dos años.

Hidalgo contra Guanajuato.

El estado más priista contra el estado más panista de México.

Esa pelea por una inversión ya la habíamos visto en el 2009, cuando el presidente Felipe Calderón Hinojosa puso a competir a estas dos entidades por la nueva refinería de Petróleos Mexicanos.

Al final, Hidalgo ganó la refinería y Guanajuato se quedó con más de mil hectáreas compradas y ociosas en el municipio de Salamanca.

Fue una locura. El presidente Felipe Calderón hizo que el gobernador Juan Manuel Oliva, comprara miles de hectáreas en tiempo récord (y a precios altos), para presionar al PRI con la amenaza de quitarles la refinería. Y al final, ganó Hidalgo -como se sabía desde un principio-, por criterios políticos y no técnicos.

Y aquí es donde entra la BMW.

Como ya pasaron 4 años y no hay refinería, y como tampoco está la inversión en los presupuestos de Pemex, hay que darle a Hidalgo un premio de consolación: Una planta automotriz.

Hay una versión de que el proyecto de la Refinería del Bicentenario ya se canceló y en su lugar quieren llevar la planta de la BMW. Eso explica el por qué Hidalgo se metió de última hora a la pelea por la armadora alemana.

Hace seis meses, ni siquiera sonaba Hidalgo. Los estados competidores eran San Luis Potosí, Querétaro y Guanajuato. Y ahora resulta que Hidalgo está en las finales con altas probabilidades de ganar, porque tiene todo el apoyo del Gobierno Federal (el hidalguense Miguel Ángel Osorio Chong es uno de los principales promotores).

La pelea está aquí.

Lo más absurdo es que Hidalgo otra vez podría ganarle a Guanajuato por cuestiones políticas y no técnicas. Se nos está yendo la BMW, como se nos fue la Refinería del Bicentenario.

http://twitter.com/pccarrillo