Reporte de inteligencia

Héctor López no se movió… y salió en la foto

El líder obrero, Fidel Velázquez, era un sabio.

El secretario de Desarrollo Económico, Héctor López Santillana, aplicó su máxima de “El que se mueve, no sale en la foto”, y ayer fue fotografiado como el virtual candidato a la Alcaldía de León.

El mundo al revés.

Héctor no participó en el proceso, no entró en las encuestas, no fue evaluado, no fue entrevistado y ya es el virtual ganador. Todavía faltan dos votaciones internas –que confirmen la candidatura-, pero ya están hechos los amarres necesarios.

El Partido Acción Nacional hizo todo un proceso de seis meses para escoger al candidato para la Alcaldía de León, contrató a una empresa especializada en encuestas y mercadotecnia política para hacer focus groups, encuestas y estudios de opinión, y todo fue tirado a la basura.

El candidato ganador, Héctor López Santillana, entró como un séptimo en discordia, justo para destrabar el proceso.

El PAN torció el método de elección que registró ante el INE.

La realidad es que el gobernador Miguel Márquez y el líder nacional del PAN, Gustavo Madero, tomaron la decisión final, sin consultar a los 22 integrantes del Comité Directivo Estatal de Guanajuato que debe votar por una terna el próximo domingo 26 de enero y ni a los 30 miembros de la Comisión Permanente del PAN que debe designar al candidato el lunes 27 de enero. De nada sirvió el proceso.

Todavía falta que se confirme la designación con las dos últimas sesiones, pero según parece, ya todo está planchado. Si acaso, el ex alcalde de León, Ricardo Sheffield, todavía patalea de última hora, y no quiso presentarse a la conferencia de prensa en donde se anunció que tres precandidatos, Diego Sinhué Rodríguez, Éctor Jaime Ramírez Barba y Juan Carlos Muñoz, habían aceptado lanzar a Héctor López Santillana.

A ver qué pasa de aquí al domingo.

Según parece Ricardo Sheffield está presionando para conseguir regidores en la planilla de Héctor López Santillana. El proceso en realidad no ha terminado y no hay nada oficial, pero todo parece indicar que Márquez y Madero se pusieron de acuerdo.

Gustavo Madero nunca pierde. Al final el líder nacional utilizó a Ricardo Sheffield para presionar a Márquez y obligarlo a la negociación cupular. Todavía no sabemos qué le sacó Madero a Márquez, pero queda claro que amarró algún compromiso electoral a cambio de dejarle la candidatura para Héctor López Santillana. Al final, Madero traicionó a Sheffield, al negociar la candidatura (aunque el ex alcalde será diputado plurinominal sin tener votos internos).

Ya está el resultado.

Sólo hay que esperar las votaciones del domingo y el lunes, a ver si no brincan algunos loquitos que violen los acuerdos en lo oscurito. Lo grave es que si alguien quisiera, impugna la elección y la tumba con la mano en la cintura. Al PAN todavía le faltan 4 días para salir de esta pesadilla.

http://twitter.com/pccarrillo 

pablo.carrillo@milenio.com