Reporte de inteligencia

Guanajuato, 20 años de elecciones confiables

La elección en León será acalorada y difícil, pero no tendrá nada qué ver con lo que podría verse en otras regiones del país. La elección en Guerrero, por ejemplo, será agitada, con el caso de Ayotzinapa como debate. Y la elección en Michoacán será de alto riesgo por las autodefensas y los narcotraficantes.

Aquí habrá gritos y manotazos, sin duda, pero será un día de campo en comparación con lo que podría pasar en otros estados. Si es que no ocurre algo inesperado.

Guanajuato, a final de cuentas, tiene 20 años de elecciones democráticas, transparentes y confiables, por lo que esperamos una jornada limpia.

Desde 1995 –cuando Vicente Fox ganó la gubernatura de Guanajuato-, las elecciones han sido transparentes y han tenido el respeto de los partidos políticos y los candidatos. No ha habido impugnaciones serias, ni conflictos postelectorales en 20 años.

Guanajuato tuvo su última crisis electoral en 1991, cuando Vicente Fox salió a las calles a alegar un supuesto fraude. La protesta ciudadana provocó la caída de Ramón Aguirre, virtual ganador de la elección.

Unos años antes, en 1988, en León también hubo una denuncia de fraude en la elección presidencial. Y no hay que olvidar que en 1946 aquí hubo un conflicto postelectoral que terminó con la masacre del 2 de enero. Años antes, hubo épocas complicadas con la disputa del poder entre rojos y verdes.

El aprendizaje de la democracia ha costado sangre y sufrimiento en Guanajuato (basta decir que aquí arrancó la lucha por la Independencia de México). Pero hemos llegado a un momento de madurez como sociedad que nos permite tener estabilidad política.

De tal forma que en el 2015, seguramente los partidos políticos se darán con todo en León, se acusarán de actos de corrupción y se lanzarán ataques verbales, pero no pasará de ser una elección caliente y peleada, pero con un respeto final al resultado. Eso es lo que esperamos los ciudadanos.

http://twitter.com/pccarrillo 

pablo.carrillo@milenio.com