Reporte de inteligencia

En la Feria, se ponchas llantas gratis

Al salir del fútbol, el sábado, los aficionados y automovilistas se toparon con muchas llantas ponchadas.

Era una exageración. Un montón de autos tenían las llantas desinfladas, por ahí por el rumbo del Forum Cultural.

Los policías se dedicaron a desinflar llantas para evitar que se robaran los vehículos.

Es una estrategia. Suena un poco extraña, pero según parece es efectiva. ¿Quién se va a robar un coche con las llantas ponchadas?

Los policías dejaron unos papelitos pegados al parabrisas, cuyo mensaje era: “Amigo conductor. Para el fluido de tu neumático comunícate al 066 y enviarán una patrulla con equipo para tu ayuda. Por tu comprensión, Gracias. Es por tu seguridad y la de tu vehículo”.

Debe ser una gran molestia, llegar y encontrar el auto ponchado. Y luego esperar hasta que te contesten en el 066 (siempre hay fila), y finalmente esperar a que lleguen los policías que inflan llantas para poder regresar a casa. Aunque debe ser peor, llegar y no enconrtrar el vehículo.

Lo extraño es el criterio con que seleccionan los autos a ponchar.

Por ahí había varios autos ponchados de la marca Tsuru de modelo reciente y varios Tsurus viejitos. Es bien sabido que el auto más robado en León es el Tsuru, debido a que usan las piezas y refacciones para venderlas a los taxistas de Guanajuato. Pero también había otro tipo de autos, muchos de ellos no eran nuevos. De hecho había muchos autos nuevos cuyas llantas no fueron desinfladas de manera extraña por los policías.Es un operativo para inhibir el delito. Imagino que los delincuentes ven las llantas ponchadas de algunos vehículos e intuyen que hay una operación especial para evitar que se roben los coches. Pero no creo que eso los detenga. Los delincuentes siempre encontrarán la forma de cometer sus robos, con llantas ponchadas y sin llantas ponchadas. Tal vez no se roban el auto ponchado, pero sí se roban el que está a un lado. Tal vez los ladrones no tienen tiempo para inflar una llanta, pero no creo que por eso dejen de trabajar ese día. Los delincuentes, lamentablemente, siempre van adelante de las autoridades (al rato van a cargar con su bomba de aire).

De cualquier forma, se agradece que el Gobierno tenga un operativo de vigilancia especial en los alrededores de la feria para evitar que se roben los coches. Aunque agradeceríamos más si tuvieran una estrategia correcta para tener estacionamientos apropiados en las cercanías de la Feria. El gran problema no es el robo de autos, sino la falta de estacionamientos para la Feria de León. No hay estacionamientos, y los que hay se dedican a robar a los ciudadanos, con un pésimo servicio y precios muy altos. Por cierto en el Centro de las Artes del Forum Cultural (de la Universidad de Guanajuato) hay un estacionamiento vacío que sería muy útil en estos días de Feria, pero a nadie se le ha ocurrido ponerlo al servicio de los ciudadanos.

Twitter: @pccarrillo

pablo.carrillo@milenio.com