Reporte de inteligencia

Ciudad de retenes

Si circulas por el bulevar Adolfo López Mateos, ahí está un retén policiaco.

Si tomas el bulevar Torres Landa, ahí está otro. Si agarras el bulevar Morelos, ahí están los policías, revisando carros.

En estos días, en León hay retenes todos los días y a todas horas.

Un retén por aquí y un retén por allá.

Una revisión en el centro y una revisión por Plaza Mayor. Es la estrategia del Gobierno Municipal para evitar que sigan pegando los asaltantes, a plena luz del día.

Son molestos los retenes, pero son necesarios. Es mejor que nos molesten un ratito, que nos detengan, que nos pidan papeles y nos hagan preguntas, a que sigan operando los delincuentes, sin ninguna complicación.

Hay que cerrarles los espacios.

El secretario de Seguridad, Francisco Javier Aguilera Candelas, ha decidido instalar los puntos de revisión durante todo el día. Los agentes llegan y dejan solo un carril en las avenidas y calles, cruzando una patrulla en los otros carriles. No está muy clara la estrategia porque sólo detienen a unos cuantos vehículos, y a los demás los dejan pasar sin problemas. Detienen a hombres solos en vehículos y checan si los autos tienen o no un reporte de robo. Por supuesto que también a muchos motociclistas porque el mayor número de asaltos han sido cometido a bordo de motocicletas.

Son operativos de prevención. No andan buscando algo en especial, sino que son para inhibir el delito y para complicarles la operación a los asaltantes.

La violencia sigue en aumento en León. Hace 10 años, había muy pocos asaltos a mano armada en la ciudad. Eran asaltos a negocios con pistola de vez en cuando.

Hoy ocurren casi todos los días. Asaltan en los bulevares a punta de pistola. Asaltan en las casas, a punta de pistola. Roban los coches, a punta de pistola.

Por lo mismo, son bienvenidos los operativos. Son molestos, provocan tráfico, quitan tiempo, pero los necesitamos. Que los delincuentes sepan que para huir al menos tienen que burlar varios retenes en León.

 

Twitter: @pccarrillo

pablo.carrillo@milenio.com