Reporte de inteligencia

“El Chayo” murió dos veces

El pueblo lo decía. Nazario Moreno, El Chayo, jefe de La Familia Michoacana y de Los Caballeros Templarios, no estaba muerto. Pero creíamos que era leyenda urbana de Michoacán, lo grave es que era real. El narcotraficante más peligroso de Michoacán, sí estaba vivito y coleando.

La historia es increíble. El Gobierno Federal lo dio por muerto el 10 de diciembre de 2010 y estaba oficialmente muerto.

Pero ayer, lo mataron de verdad.

El Gobierno Federal informó que ahora sí lo mataron en Michoacán. Es decir que El Chayo murió dos veces.

¿Es una broma? ¿Estamos jugando?

Y luego nos preguntan el por qué el pueblo no cree en ninguna versión oficial.

Es un golpe duro a la credibilidad del Gobierno.

Después de eso, quién cree que Mario Aburto fue un asesino solitario. Después de eso, quién cree que El Chapo Guzmán fue capturado a la buena. Después de eso, quién nos dice que Amado Carrillo si era aquel cadáver que nos presentaron en 1997.

El sospechosismo en su expresión más pura.El Chayo no era cualquier narco, como para haber confiado en una versión no científica. Era el ideólogo de La Familia Michoacana y Los Caballeros Templarios. El hombre que creó toda esa filosofía absurda para justificar los asesinatos y la muerte. Pero el Gobierno lo declaró muerto sin tener el cadáver, sin hacer las pruebas periciales que confirmaran la versión. Lo dieron por muerto, sin estar 100 por ciento seguros.

La duda es si lo mataron oficialmente por incompetentes o por corruptos.

Lo dieron por muerto porque en realidad creyeron que estaba muerto o porque alguien les pidió que lo mataran de manera artificial.

Cualquiera de las dos opciones, es terrible para el país.

La historia habla de un nivel de incompetencia muy alto. ¿En manos de quiénes estamos? ¿Esos policías son los que nos van a salvar? ¿Así hacen todas sus investigaciones?

La noticia original era dudosa porque nunca vimos el cadáver.

Nunca hubo un cuerpo, ni un funeral. El Chayo se aventó tres años viviendo tranquilamente, sin ser buscado, seguramente burlándose de las autoridades. Es la mejor posición para un narcotraficante. Estar muerto oficialmente para que nadie te busque. 

Qué falta de seriedad. Qué falta de profesionalismo. Qué falta de vergüenza.

Y entonces surgen un montón de dudas. ¿Cuántos muertos oficiales en realidad siguen vivos?

Hay que recordar que tampoco vimos el cadáver de Heriberto Lazcano, El Lazca, el jefe de Los Zetas, declarado oficialmente muerto el 7 de octubre del 2012. La lógica es la misma. Su cadáver nunca fue mostrado. Fue robado de una funeraria mientras era el velorio. Nadie hizo pruebas científicas al cuerpo de El Lazca. Entonces no nos pidan que creamos la versión de que está muerto. A lo mejor sí está muerto, pero ya nos cuesta trabajo creerlo.

http://twitter.com/pccarrillo 

pablo.carrillo@milenio.com