Reporte de inteligencia

El Chapo Guzmán, está en la tierra, en el cielo y en todo lugar

Me quedé al filo del asiento cuando leí una nota firmada en Holanda: “Tres niños de Ermelo, creyeron haber visto en un estacionamiento al narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán.

Era un hombre realmente parecido. Tenía el bigote “entintado” y viajaba a bordo de una camioneta. Los niños apuntaron las placas y lo reportaron a la policía, pero los agentes no hallaron ningún rastro. Los niños, Pedro, Lucas y Laurence, tuvieron “una emocionante aventura”, dijo un noticiero de radio y televisión de Holanda.

Tremenda noticia para México.

La fuga espectacular de El Chapo –El Gran Escape a través de un túnel, en motocicleta-, impacta en prácticamente todo el mundo. Ya vimos las playeras que venden en Chile con El Chapo del Ocho y su metralleta, que ni en Tepito han salido a la venta y que son la moda.

El Chapo está en la tierra, en el cielo y en todo lugar. De por sí siempre ha habido historias fantásticas de que contrataba la tambora en Nayarit o que cerraba un restaurante en Ciudad Juárez. Y ahora El Chapo se volverá omnipresente aquí en la tierra, como en el cielo, y su fama no tendrá fin. Lo escucharemos en Ixtapa en la playa comiendo camarones y en Jalisco en una fiesta de la alta sociedad, en Durango en una reunión de ejecutivos o en Guanajuato cerrando un negocio, como circulan cientos de historias.

En muchos pueblos de México, hay anécdotas fantásticas de El Chapo Guzmán, casi todas falsas, pero relatadas con veracidad. Siempre hay alguien que afirma haberlo visto igual en un restaurante que en un salón privado de un hotel, igual en un rancho de la sierra que en una gasolinería, siempre hay alguien que escuchó de buena fuente que por aquí se esconde El Chapo Guzmán.

Así como los niños de Holanda que creyeron haberlo visto en su pueblo y que, por cierto, también ahí logró darse a la fuga. Entonces eso demuestra que el desprestigio de El Chapo Guzmán, rondará por México y por el mundo como un fantasma que se aparece y desaparece, dejando sentimientos de risa o temor.

http://twitter.com/pccarrillo 

pablo.carrillo@milenio.com