Reporte de inteligencia

El Cervantino debe ser atendido como evento masivo

La muerte de un estudiante de la Universidad de Guadalajara, mostró todos los problemas logísticos que tiene el Festival Internacional Cervantino.

No hay un transporte público apropiado, no hay taxis, no hay estacionamientos suficientes, no hay hoteles que cubran la demanda y no hay vigilancia correcta.

El Cervantino rebasó la capacidad de atención de la ciudad.

Y por lo mismo hay muchos problemas en las calles.

Los turistas deben recorrer kilómetros para llegar a los sitios a donde van, hay quienes deben dormir en las calles porque no hay donde dormir y deben tomar alcohol en la vía pública porque no hay donde tomar alcohol. El gobierno Municipal de Luis Gutiérrez apenas si mete las manos para resolver los problemas que genera un evento con cientos de miles de visitantes. El Gobierno del Estado tiene que entrarle a los distintos temas para poder atender a los visitantes.

Urge revisar la logística del Festival Internacional Cervantino.

El festival es un evento masivo y debe ser atendido como tal, con planeación, con un equipo de logística, con transporte especial, con estacionamientos apropiados controlados por el Gobierno y con presupuesto.

Es un trabajo diferente al trabajo del festival cultural.

Es un trabajo de gobierno, de coordinación de los funcionarios públicos, de operación de los burócratas para garantizar que los turistas tengan una estancia placentera y sin complicaciones. La realidad es que con frecuencia la visita al Cervantino implica varios problemas para los turistas. Hay que caminar kilómetros para llegar al coche, dar vueltas y vueltas en busca de un cajón de estacionamiento y hasta dormir en la calle.

La muerte de Ricardo muestra ahora todos esos problemas.

Esperamos que este sea el último Cervantino desordenado en las calles.

Adentro, en los teatros, es maravilloso.

Afuera, en las calles, es un desastre.

 

Twitter: @pccarrillo

pablo.carrillo@milenio.com