Reporte de inteligencia

Arranca la carrera por la gubernatura de Guanajuato

Ya están encarrerados.

Los aspirantes a la gubernatura de Guanajuato, ya están pensando en la estrategia para el 2018. Hay varios nombres ya enganchados.

El primero es el senador del PAN, Fernando Torres Graciano. Su fortaleza es el trabajo en los municipios y los amarres con los distintos liderazgos.

El segundo es Éctor Jaime Ramírez Barba. No ha dicho sí, pero seguro estará en la lista, sobre todo si se convierte en el coordinador de la fracción del PAN en el Congreso.

El tercero es Luis Alberto Villarreal, aunque anda muy callado, pero tiene su fuerza.

Y no descarte usted a Diego Sinhue Rodríguez, el secretario de Desarrollo Social del Gobierno del Estado. Claro que Diego Sinhue no ha dicho que sí le interesa, pero puede meterse en la contienda. Y tal vez por ahí brinquen otros nombres, como Carlos Medina y Juan Carlos Muñoz, pero es cuestión de esperar los tiempos.

En el PRI también hay varios apuntados.

El primero es el diputado Francisco Arroyo Vieyra, quien en la pasada elección fue uno de los pocos priistas ganadores. Mientras todos los priistas perdieron, Pancho Arroyo disfruta el triunfo de su hija Erika Arroyo en una diputación federal y de su amigo Edgar Castro en la Alcaldía de Guanajuato. Pancho Arroyo sí puede presumir de éxitos en este momento ante un escenario complicado para el PRI.

El segundo interesado es el senador Gerardo Sánchez, ex líder nacional de la CNC. Sólo que Gerardo tiene en contra el resultado de la pasada elección, donde el PRI perdió todos los municipios del corredor industrial. Y es bien sabido que Gerardo controla el Comité Estatal  a través de Santiago García. De tal forma que la gran derrota del PRI en Guanajuato se la adjudican en parte a Gerardo Sánchez (aunque él logró sacar para su grupo el triunfo en su pueblo, Salvatierra).

El tercer nombre en el PRI es el senador Miguel Ángel Chico. Anda muy calmado después de la derrota del PRI en Celaya, pero tenga usted por seguro que el senador Chico peleará la candidatura.

Y el cuarto candidato del PRI es una mujer: Bárbara Botello Santibáñez. Ya la vimos ayer en un evento de la Alcaldía de León. Bárbara andará activa estos últimos tres meses del PRI en León. Y la vamos a ver en diversos eventos. Aún cuando su popularidad ha caído en León, Bárbara cree que aún tiene fuerza en el resto del estado. Eso está por verse.

Ahí están los tiradores.

La lucha por la gubernatura arranca justo cuando termina la elección intermedia. Así que hagan sus apuestas.

http://twitter.com/pccarrillo 

pablo.carrillo@milenio.com