Reporte de inteligencia

Apostar por el fracaso del otro

El PRD le apuesta al fracaso del gobierno de Enrique Peña Nieto.

El PAN de Guanajuato le apuesta al fracaso del PRI en León.

El PRI estatal le apuesta al fracaso de Miguel Márquez.

Todos viven de eso. De apostarle a que el gobierno en turno, sea el que sea, deje al país, al estado o al municipio en la ruina, para de ahí, sacar provecho político y recuperar algo de las cenizas.

Así ha sido durante años en México.

Durante el gobierno de Vicente Fox, el PRI y el PRD le apostaron al fracaso del gobierno del cambio para demostrar que no podían. Los activistas de izquierda e intelectuales tenían un deseo grande de ver al país hundido para así demostrar que la opción no es el PAN ni la derecha.

En el siguiente sexenio, se repitió la historia. El PRI y el PRD se dedicaron a cuestionar la estrategia de la lucha contra el narcotráfico, generando la percepción de que la guerra fue un desastre, aún cuando nadie puede afirmar que los narcos en realidad hayan ganado.

Ahora ocurre lo mismo.

El PRD no quiere seguir en el Pacto por México porque no tienen el menor interés en contribuir para que el Gobierno Federal haga los cambios necesarios y en una de esas sí funcione y el país mejore. La apuesta entonces es que no hagan reformas y que sigamos igual.

Eso es justo lo que están haciendo los panistas en León. Los diputados no quieren autorizar el crédito del Municipio por cuestiones políticas. No quieren que Bárbara Botello tenga dinero porque no vaya a ser que luego luzca su gobierno (no les conviene). Y entonces su gran aportación a la ciudad es no dejar trabajar al PRI.

Es una actitud mezquina. Una conducta propia de los políticos sin responsabilidad y sin compromiso. Una acción que evidencia a las personas carentes de nobleza de espíritu, sean azules, rojos o amarillos.

Nuestros políticos.

http://twitter.com/pccarrillo