Reporte de inteligencia

De Antara a Andares, pasando por Altacia

La nueva plaza comercial de la Ciudad de México se llama Antara. La mejor plaza de Guadalajara se llama Andares. Y la mejor plaza de León se llama Altacia.

Todas empiezan con A.

La mejor plaza de Morelia tiene por nombre Altozano. Y la nueva plaza comercial de Aguascalientes es Altaria.

Y cuando parece que ya es demasiado, me entero que el nuevo centro comercial de Querétaro se llama Antea.

¿Es una broma? Claro que no.

Así se llaman las plazas comerciales en las ciudades importantes del país.

Son templos del consumo y el entretenimiento. Tienen las mejores tiendas de ropa del mundo y cuentan con restaurantes  de gran calidad. Todas tienen cines VIP y cuentan con lo mejor de la moda, con tiendas nacionales e internacionales. En todas hay un Zara, una tienda de Adolfo Domínguez, una de Hermenegildo Zegna o de Julio o Ivonne.

Son los nuevos centros de paseo y diversión. Ya nadie va al parque, ni al jardín principal. Ya nadie pierde el tiempo en el centro histórico o el kiosko. Ahora todos vamos a la plaza, a ver los nuevos modelos de Gucci o Prada.

Es la globalización de la diversión y el glamour. Son las mismas tiendas y las mismas prendas. Incluso las construcciones son del mismo estilo. Son plazas con jardines, pisos espectaculares y aparadores lujosos.

Son tan parecidas que todas llevan casi el mismo nombre. Antara, Andares, Altacia, Altozano, Altaria y Antea. Ni siquiera se atreven a empezar con una letra que no sea la “A”. Estamos ante el imperio del consumo. La nueva forma de vida de los mexicanos, cuyos nuevos puntos de encuentro y convivencia son la colección de tiendas con “A”. Ahora hay que conocer Antara antes que el Templo Mayor. Hay que entrar a Andares, antes que al Hospicio Cabañas, y a Altacia antes que visitar el centro de León.

http://twitter.com/pccarrillo