Visión Económica

2015, un terreno difícil

No cabe duda que nuestros representantes en la Cámara de Diputados, al parecer no se les da “arrastrar el lápiz”; dicho de otra manera, no se dan su tiempo para  hacer consensos con los sectores empresariales, ni con la sociedad, aquella a la cuál les deben sus triunfos políticos.
    Sin duda el tema a tratar en estos días, es la difícil situación que están viviendo México y el mundo en general; el tema de la caída de los precios del petróleo ha golpeado con fuerza a muchos países. Pero, ¿en verdad nos afecta este fenómeno? ¿Cómo repercute esta situación en nuestra vida cotidiana? ¿Afecta nuestros bolsillos la caída de los precios del petróleo? Pareciera que todas las respuestas a estas preguntas fueran un no, si no trabajamos directamente para empresas petroleras, pero la realidad es que directa o indirectamente nos afecta a todos.

Recordemos que gran parte de la economía de nuestro país se basa en la venta del petróleo al extranjero, si bien el Gobierno Federal compró coberturas que garantizan el precio del barril de petróleo a lo estimado en el presupuesto; esta operación nos costó a los mexicanos 10 mil millones de dólares de las arcas del gobierno que se alimentan de nuestros impuestos.

Ya comienzan a escucharse rumores acerca de la posibilidad de que el gobierno recorte el gasto público y con ello los programas sociales que benefician a los más necesitados. Esperábamos la llegada de inversión extranjera con la entrada en vigor de la Reforma Energética, pero la verdad es que con estos precios de mercado tan bajos las empresas no tendrán el aliciente necesario para ingresar sus capitales a nuestro país, pues sus márgenes de ganancia se ven muy afectados y en ocasiones pudieran llevarles los bajos precios a la inoperatividad; y si no trabajo en este medio, ¿cómo me afecta? Pemex está deteniendo las licitaciones para los proyectos de extracción de aguas profundas y de hidrocarburos no convencionales como lo son el shale gas y el shale oil, lo que limita las oportunidades de generación de empleo en el país.

Gigantes petroleras han anunciado ya recortes de miles de puestos de trabajo, Pemex está solicitando descuentos a sus proveedores incluso con contratos ya firmados y estos recortes serán una constante en 2015. Es importante mencionar que si bien la paraestatal no puede parar su producción pues ya se tiene comprometida con clientes, los márgenes de ganancia son menores y permiten menos inversión.