Visión Económica

La caída en los precios internacionales del petróleo

En los últimos meses las noticias giran en torno al precio del barril del petróleo y las personas que no se encuentran inmiscuidas en el medio económico, financiero o petrolero, podrían preguntarse, ¿y eso cómo nos afecta?

Antes que nada, debemos comprender que México es un importante productor de petróleo a nivel mundial y está sujeto a los vaivenes de su precio en mercados internacionales. Si bien la producción petrolera representa solo un 6% del Producto Interno Bruto del país, los ingresos petroleros representan casi el 20% de los ingresos del Gobierno Federal; por lo tanto una caída en el precio de dicho bien, genera un gran desequilibrio en los planes de gasto del gobierno, lo que limita la inversión en infraestructura y apoyos a beneficios sociales tales como programas de combate a la pobreza, salud, educación, entre otros. El problema existente en el mercado actual viene de 2 factores: el primero, una menor demanda esperada del petróleo al ser este y sus derivados parte de los insumos de producción de muchas industrias y al estar la economía mundial con una expectativa de menor crecimiento, el mercado espera un menor consumo de petróleo y esto lo corrobora el dato de crecimiento del segundo mayor productor del mundo, China, que creció al 6.9% el año pasado, la menor cifra en muchos años y la cifra de crecimiento esperada para este año del 6.5% en adición de los datos mixtos de la economía del primer productor mundial, Estados Unidos.

El segundo factor corresponde a la sobreoferta de petróleo que existe en el mundo. EU tiene los inventarios más altos de su historia. Comparemos esto con el precio de la cebolla en nuestra vida cotidiana: hay mucha producción, el precio de la cebolla se abarata al permanecer la demanda constante, pero si por heladas o lluvias la producción es baja y la demanda permanece constante, el precio de la cebolla sube, lamentablemente nuestro caso es el primer ejemplo. Tanto petróleo en el mercado abarata el precio y el primer productor mundial, Arabia Saudita, ha decidido no reducir su producción para estabilizar el precio, estableciendo una guerra de precios con EU. Si a esto agregamos que a Irán se le acaban de levantar las sanciones económicas y que podrá vender petróleo, el precio del barril de petróleo se cae aún más.