Visión Económica

Resumen de la semana

Semana de grandes altibajos y muchas noticias pero resultados muy similares, alta volatilidad en los mercados y noticias que no permiten ver hacia adelante o que ni siquiera pueden dar una esperanza de cuándo terminará este problema.

Estados Unidos mantuvo su tasa de interés a un nivel de entre .25 y .50%, el Banco de México hizo lo mismo y mantuvo su tasa en 3.25%. Estados Unidos tuvo el día de ayer el reporte de empleos creados y estos fueron menores a los esperados, lo que permite ver que no se está creando el empleo suficiente y por ende el crecimiento esperado no es más positivo. Si la primera economía del mundo no crece al ritmo esperado, esto pone a todos los inversionistas y países en aversión al riesgo, lo que dispara los tipos de cambio.

China anunció su crecimiento esperado del 6.5% al 7% para este año y nos permite ver lo mismo: poca esperanza de crecimiento y que las cosas no mejoren.

Aunado a todo esto, los precios del petróleo siguen a la baja y no se espera al menos en los próximos días que la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo) llegue a un acuerdo para disminuir su producción y ayudar a disminuir la sobreoferta existente y con ello beneficiar los precios.

Ya el gobernador del Banco Central mencionó también que México debe ajustar el gasto público o de otra manera deberá tener una política monetaria más restrictiva y con ello elevaría las tasas de interés, lo que llevaría a la inhibición del consumo y con ello a un periodo de estancamiento en la economía más prolongado.

La mayoría de los analistas convergen en la premisa de que los fundamentales siguen sólidos y esto se debe sin duda a choques externos, por lo que las condiciones externas debieran ser las que al mejorar hagan disipar el malestar que hemos venido sintiendo desde mediados de 2015; sin embargo, no se ven alicientes.

Recomendaciones, mexicanos: no hagamos gastos inútiles y consumamos lo hecho en México. No adquirir créditos a tasa variable y mucho menos en moneda extranjera. Seamos prudentes en nuestro actuar económico y financiero y evitemos gastar dinero que no tenemos, en cosas que no necesitamos, para impresionar a personas a quienes no les importamos.

Evitemos tomar como verdaderos los supuestos del vox pópuli y del mundo de los espectáculos. ¿Usted qué opina?