Visión Económica

Inflación y Tasa de Interés

Apenas hace unos días en esta semana el Banco de México dio a conocer el resultado del Índice Nacional de Precios al Consumidor de la primera quincena de junio, que se ubica a tasa anual en 2.87% Esta cifra, se encuentra dentro de los parámetros que tiene por objetivo el Banco Central, que es mantener la inflación o incremento en precios en una tasa del 3% anual +/- 1 punto porcentual.

¿Cómo impacta este dato en el contexto económico actual? El Banco Central, que maneja la política monetaria del país tiene como herramienta la fijación de la tasa de interés de mercado, que es una llave que abre y cierra según las presiones inflacionarias para encarecer o abaratar el costo del dinero según sea requerido ante tasas de inflación por encima de lo previsto o para alentar a la economía en periodos recesivos como es el caso actual, en que la tasa de interés se encuentra en niveles históricamente bajos del 3% este dato de inflación permite al Banco de México mantener esta tasa pues no ve afectado el compromiso de inflación, pero tenemos un factor exógeno que está afectando, este factor es el alza en tasas de interés en Estados Unidos que inminentemente elevará sus niveles este año, recordemos que desde 2008 la mayor economía del mundo redujo sus tasas a un rango de entre 0 y 0.25% como aliciente a la gran crisis ocurrida ese año, esto a manera de abaratar el dinero y de incitar a los poseedores del mismo a invertirlo y a los consumidores a gastar ante un costo del dinero bajo y así hacer crecer la economía.

La economía de EU ha venido creciendo y es por eso que el Banco Central estadounidense prevé una alza en sus tasas de interés y es esto lo que ha afectado el tipo de cambio en fechas recientes, no solo del peso, sino de todas las monedas del mundo al fortalecerse el Dólar y encarecerse frente al resto de las divisas.

Esto implica que nuestro país deberá subir sus tasas una vez que EU suba las suyas para seguir siendo competitivos y poder así atraer capitales. Estos altibajos en el tipo de cambio que hemos vivido, seguirán hasta que la política monetaria de EU defina en qué fecha elevarán sus tasas, este factor es natural, un país fuerte, tiene una moneda fuerte y en sí esto no obedece a una mala economía en México, que si bien falta mucho, vamos avanzando muy lento.