Visión Económica

Entorno económico

Esta semana fuimos testigos de un referéndum en Escocia para determinar si esta quería independizarse de la Gran Bretaña después de más de 300 años de formar parte de este país, al final el resultado fue un no, pero mucho se especuló acerca del tema, por las implicaciones económicas que esto pudo haber representado.

Como primer paso, al establecerse como un país independiente, debía tener su propia moneda, pues no podría entrar a la zona Euro, por su reciente constitución como país independiente, lo cual generaría cierta inestabilidad, esto adicionado a la deuda que podría tener con el exterior y lo que es más importante, la riqueza económica que el país pudiera tener y dejaría de ser parte de una nación tan sólida como el Reino Unido.

Mucho se habló del tema del petróleo, ya que la producción del mismo llamado BRENT, ubicado en el Mar del Norte se extrae de costas Escocesas. Al final, el resultado fue un no por parte de la población, pero que especulación generó el tema a nivel global.

Por otra parte en Estados Unidos, la especulación en los mercados financieros, la generó  la Reserva Federal (FED) que es el equivalente al Banco de México en nuestro país, es decir, el rector de la política monetaria, pues hemos venido viviendo una disminución de los estímulos económicos por parte del gobierno al recortar el monto aplicado para la compra de bonos a manera de dar liquidez a la economía, lo cual apunta a una alza en las tasas de interés en un futuro no lejano en el vecino país del norte, lo cual afectaría sin duda las tasas de interés en nuestro país, pues al pagar Estados Unidos un rendimiento superior en sus bonos, los bonos mexicanos requerirían una sobretasa aún mayor para ser atractivos entre el público inversionista y con ello captar los capitales requeridos del extranjero para poder solventar el gasto del gobierno que como se ha comentado en columnas anteriores, es necesario detonar para reactivar a la industria de la construcción, que comienza a ver apenas una recuperación marginal.

Según datos de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), los constructores esperan cerrar este año con un repunte de 2% en el sector y tienen pronosticado un crecimiento del 4% para el año entrante, lo cual genera  expectativas para la creación de empleos.