Visión Económica

El Brexit y la inestabilidad financiera mundial

El día de ayer quedará marcado en la historia, después de que el pasado jueves se llevó a cabo el referéndum en la Gran Bretaña para que los ciudadanos decidieran si se permanecía o no dentro de la Unión Europea.

Comenzaron la noche del jueves a llegar los resultados preliminares que tenían una marcada tendencia a la salida de la Unión Europea, que ya el día de ayer viernes se hizo oficial.

La Gran Bretaña, formada por Inglaterra, Gales, Escocia e Irlanda del Norte se desvinculará del bloque al cual perteneció desde 1973. Dentro de las primeras repercusiones, las bolsas asiáticas y europeas, cayeron por los suelos: Madrid 12%; Tokio 8%, la mayor caída en 16 años; en México una caída de más del 3%, y el dólar fortaleciéndose frente al resto de las monedas del mundo dejando a nuestra paridad en $19.21 pesos por billete verde.

Ayer por la mañana la Secretaría de Hacienda anunció como consecuencia un recorte adicional al gasto público de 32 mil millones de pesos y sin duda, la próxima semana el Banco de México podría verse obligado a elevar su tasa de interés para ayudar al tipo de cambio y contener la inflación.

¿Qué pasará con la economía mexicana? Sin duda estas medidas redundarán en un menor crecimiento económico y el tipo de cambio tendrá una alta volatilidad.

Si bien el comercio entre México y la Gran Bretaña al cierre de 2015 fue de casi 4 mil 500 mdd, esta cifra no es tan significativa si la comparamos con los casi 496 mil mdd que representan el comercio con Estados Unidos, razón por la cual no vemos una repercusión fuerte en nuestra balanza comercial.

Pero el tipo de cambio se verá afectado por la aversión al riesgo, ya que el peso mexicano es por mucho la moneda más líquida dentro de las monedas de países emergentes al tener operaciones diarias equivalentes a 135 mil mdd, que al debilitarse el euro y fortalecerse el dólar, los inversionistas verán una mayor atracción por instrumentos en dólares que en pesos por el rendimiento obtenido y el menor riesgo, lo que generará una salida de capitales y fortalecerá al dólar llevando al tipo de cambio a niveles más altos.

 La Gran Bretaña deberá definir el proceso de su salida de la Unión Europea rápidamente para que los países renegocien sus tratados comerciales; recordemos que en México contamos con el Tratado de Libre Comercio con la Unión Europea.