VADEMECUM

Los virus

Los virus representan uno de los microorganismos más perfectos y antiguos desde el punto de vista de supervivencia. Su presencia en el planeta es previa a las de los organismos más complejos o multicelulares, como el ser humano.

Su capacidad de supervivencia radica en qu8e invade a las células del cuerpo y se introduce en el genómana humano, para luego sacar copias de si mismos. Es decir los virus se clonan empleando toda la maquinaria e infraestructura del genoma humano.

Son técnicamente “parásitos”. Una vez que las células humanas están saturadas de virus, las células se “rompen” liberando los virus para que invadan otras células y continuar copiándose. Desde luego que, mientras todo esto sucede, la persona infectada desarrolla fiebre, escalofríos, tos en el caso de gripe o influenza, y avanza hasta la neumonía.

El ser humano también tiene sus propios métodos de defensa como la producción celular de citocinas o toxinas y anticuerpos que desencadenan toda una “cadena inflamatoria”. 

Cuando esta respuesta de defensa humana es insuficiente, algunos pacientes se consumen, como en el caso de la infección por VIH o SIDA.

Las formas de contagio son variables, saliva, tos, orina, semen, sangre, etc. Los virus suelen entrar por las mucosas o tejido dañado. COmo en la Enfermedad del Beso -mononucleosis- donde a través de la mucosa de la boca el virus penetra y el paciente padece de fatiga, fiebre y crecimiento en los gánglios del cuello.

Los virus también poseen la capacidad de latencia, es decir, permanecen “dormidos” en el ser humano hasta que el paciente se encuentra desvelado, menstruando, indolado, etc., en cueando el virus “despierta” y reactiva su duplicación. Un ejemplo de estos pacientes son los que padecen de úlceras en los labios por herpes zoster, o los casos de los pacientes con HIV seropositivos que, aunque están infectados, no tienen síntomas durante años.

Los virus pueden afectar cualquier tejido u órgano, como en el caso de el cerebro, dando lugar encefalitis y neningitis, o la piel con desarrollo de verrugas en genitales.

Estos microbios son muy frágiles al jabón, agua y alcohol. Los medicamentos anti virales actúan impidiendo la acción de enzimas o proteínas que el virus emplea para duplicarse.

La clave está en que estas drogas sean específicas para actuar solamente en las células infectadas por virus. Sorprendentemente algunos virus han activado los genes de reproducción celular, y hacen que las células se dupliquen indiscriminadamente creando tumores y cáncer. Son virus “oncogénicos” como algunas cepas del papiloma virus. 


vademecum_64@yahoo.com