VADEMECUM

Los taxistas y alzheimer

Casi el 10% de las personas mayores de 70 años tienen amnesia, y la mitad de ellos es porque padecen Alzheimer. La enfermedad de Alzheimer se presenta como una pérdida progresiva de la memoria hasta llegar a la demencia. Comúnmente comienza con pérdida de la memoria y trastornos del lenguaje; pero avanza hacia la pérdida de la memoria espacial. Uno de los síntomas más angustiantes y espantosos que puede padecer el ser humano, es justamente el “no saber dónde está”, desconocer el entorno y el lugar es una experiencia terrible. La desorientación puede darse al caminar o conducir un vehículo, perderse al salir de casa o del trabajo. El paciente está confundido, aun puede caminar pero vaga sin rumbo fijo. Ya en las fases finales los enfermos dejan de hablar y no se mueven, están postrados en su lecho inmóviles y mudos. Este año el Dr. John O´Keefe y la pareja noruega Moser, recibieron el premio Nobel en Medicina por sus estudios relacionados justamente con el sistema de Orientación Espacial Cerebral, que ha sido comparado con el Sistema de Posicionamiento Global - GPS- que utiliza 24 satélites en órbita simultánea alrededor de la Tierra para conocer la ubicación y posición de cualquier cosa en el planeta.El Dr. O´Keefe estudió en ratas, las células del Hipocampo- un área cerebral en la parte media-interna-  que mide aproximadamente 4cm, ahí encontró las células piramidales, estas neuronas disparan señales  eléctricas cuando la rata pasa de un lugar a otro. A estas neuronas se les conoce como “células de lugar” y se interconectan con otras “células red” que, a su vez, se vinculan con la corteza cerebral. Aun falta mucho por averiguar sobre la función de estas “células de ubicación” en los primates y el ser humano.  En la actualidad el  hipocampo ha sido íntimamente relacionado con la orientación, de hecho, en los pacientes con Alzheimer, el hipocampo está afectado; por eso no recuerdan los lugares donde han estado, y no saben cómo llegar a un sitio determinado, están extraviados. En contra parte, existen estudios que demuestran que los taxistas de Londres tienen un hipocampo más grande y desarrollado; por esta razón los taxistas difícilmente se extravían, y pueden localizar, encontrar una ruta o atajos y dirigirse fácilmente a una dirección determinada; o sea que poseen un GPS o Hipocampo más desarrollado. Algo parecido sucede con el hipocampo de las aves migratorias. La memoria nos da la identidad y nos enriquece como individuos, la pérdida de la memoria deshace los lazos con el pasado y con los otros, destruye la continuidad del Yo. 


vademecum_64@yahoo.com