VADEMECUM

¿Qué es la locura?

“Si un hombre está convencido de percibir realmente una sensación sin estimulo externo, se encuentra en un estado alucinado”. Así describió Esquirol en el año 1817 a la alucinación; desde entonces las cosas no han cambiado mucho. Pero cuando un vendedor de libros alemán llamado Nicolai en 1799 narro que una mañana estando estresado “observe de pronto a una distancia de diez pasos la figura de una persona difunta; la señale con el dedo y le pregunte a mi esposa si no la veía, ella no la vio”. Nicolai trato de provocarse las alucinaciones pero no lo logro, pero aprendió a diferenciar a las personas reales de los fantasmas que le hablaban. Nicolai nunca perdió la capacidad de critica. En aquellos años la psiquiatría desconocía muchas cosas, y era común asociar la presencia de alucinaciones a la insania mental o locura. Pero casos como el de Nicolai hacían tambalear esa creencia. También el filoso suizo Charles Bonnet en 1758 hablo de las extrañas experiencias de su abuelo un magistrado de 89 años “sin ningún estimulo externo mi abuelo tuvo alucinaciones visuales, veía pájaros, hombres y edificios como si fueran reales” hoy en día se conocen estas alucinaciones en el paciente senil como síndrome de Charles Bonnet.De esta manera se fueron diferenciando las alucinaciones del paciente “normal” de aquellos que padecían de locura- aun no era introducido el termino de esquizofrenia- . También existen alucinaciones auditivas en donde el paciente escucha conversaciones imaginarias, o alucinaciones táctiles antiguamente conocidas como cenestopatia en donde la persona percibe que insectos o ratas suben por su cuerpo. Pero ¿qué pensaban aquellos médicos sobre el origen de las alucinaciones? En 1870 Tamburini fue el primero en relacionar las alucinaciones con el cerebro, a partir de ahí esta teoría fue aceptada por la mayoría de los neurólogos. Pero aun había muchas dudas ¿estas alucinaciones son iguales en las personas drogadas o en aquellos que tienen una experiencia religiosa? Aun hoy es difícil de contestar esa pregunta. Los psiquiatras de antaño creían que las alucinaciones eran producidas por “vibraciones” en el Sistema Nervioso. Las alucinaciones que acompañan a la pérdida del juicio con brotes de delirios y alteraciones del pensamiento son el sello de la locura. Thomas Hobbes en su obra Leviatan hizo en el siglo XVI una descripción extraña de la insania mental “experimentar por cualquier cosa una Pasión, con mucha intensidad y vehemencia que generalmente no se observa en los demás, es lo que los hombres llaman locura, en suma, todas las Pasiones que originan conductas extrañas e insólitas reciben el nombre de locura”. 


vademecum_64@yahoo.com