VADEMECUM

El dolor dicta

El mundo del dolor es un lugar por el que todos los seres humanos tendremos que transitar en determinados momentos. El dolor es un misterio sin resolver. ¿Por qué existe el dolor? ¿Por qué se nos hace tan difícil verlo tal y como es? El dolor se encuentra velado y sus motivos permanecerán ocultos. El dolor se siente, pero en un sentido estricto es imposible llegar a entenderlo del todo.
Los pacientes con dolor se manifiestan de distintas maneras, porque el dolor no solo “duele así como así”; el dolor intenso insulta, desconcierta, trastorna, devasta y deshace al que lo padece.
El dolor se apodera de la persona, se convierte en impredecible, lo esclaviza a su ritmo y lo tortura como un cruel verdugo. El dolor crónico transforma al enfermo; desde que aparece y persiste el dolor; esa persona ya no volverá a ser la misma; ahora vivita y observará al mundo acompañada de dolor; se trasforma la realidad, reinterpreta la vida bajo el espejo del dolor crónico. El temperamento y personalidad cambian cuando el paciente convive con el dolor. Así, mientras el médico no se cansa de preguntar al paciente ¿Dónde le duele?; el paciente continuará preguntando al médico ¿Por qué me duele? ¿Qué me pasa?.
El Dolor dictat, decían los romanos; el dolor dicta, domina, manda. El dolor borra y anula. Cuántos pacientes vemos diariamente, que han perdido el gusto por la vida, a causa del dolor; es que el dolor los lacera, ya nada “les sabe”, pierden el gusto por la comida, la sexualidad ya no es placentera, el sueño es algo inalcanzable bajo el yugo del dolor.
Entonces ¿qué es el dolor?.  Existen experiencias, como el amor, que pueden hacer dudar a las personas ¿esto que siento es amor?; pero ante la experiencia del dolor, no cabe ninguna duda. Aun así, aunque es fácil sentir dolor, es muy difícil definirlo. El dolor es ¿una emoción o una idea? el dolor es ¿un fenómeno biológico o cultural?. El dolor tercamente se ha definido como: “Una experiencia emocional y sensorial desagradable asociada con una lesión a los tejidos real o potencial”. Todo eso está bien, hasta llegar a la última palabra “potencial” que nos deja en un abismo; con potencial se hace referencia a aquellos pacientes que después de haberles producido dolor con descargas eléctricas, luego, ante la simple amenaza de una nueva descarga eléctrica, sienten dolor. Hoy se considera que el dolor es una percepción conformada por factores biológicos, psicológicos y sociológicos. Durante mucho tiempo la ciencia médica ha intentado localizar el “centro del dolor” en el cerebro; para tratar de dominarlo y exorcizarlo. Pero todo ha sido en vano; la visión, el oído, tienen centros específicos en el cerebro; en el caso del dolor es una red muy compleja de interconexiones neuronales esparcidas por todo el cerebro. El sistema del dolor cerebral es una de las partes evocativamente más perfectas; está hecho para que en caso de que alguna parte del cerebro deje de funcionar, existan otras redes de neuronas que mantengan la sensación del dolor.
El dolor no es un lugar que pueda dejarse atrás fácilmente. Habitamos en el reino del Dolor. El Dolor nos habita.


vademecum_64@yahoo.com