VADEMECUM

La Tranquilizadora

Leonardo DiCaprio entra al consultorio de un Psiquiatra encargado de un manicomio ubicado en una isla. DiCaprio protagoniza a un detective  que había sido enviado a la isla para investigar la misteriosa desaparición  de una de las pacientes. Cuando el detective pasa al consultorio del psiquiatra, lo primero que ve, es un cuadro colgado en la pared, con un dibujo a lápiz de “ La Tranquilizadora” ; el doctor lo notó, y explica al detective que ese aparato tranquilizador fue uno de los métodos terapéuticos para la locura en el siglo pasado. La Isla Siniestra es historia de el filme dirigido por Martin Scorsese y se desarrolla en el año de 1954. Al final el director da un giro espectacular a la trama, muestra cómo los enfermos intratables eran manejados con la “destrucción cerebral” o lobotomia.La Tranquilizadora es una silla en donde se sujeta al paciente de manos y pies, inmoviliza el pecho del enfermo, y la cabeza se introduce en una “caja de madera” que está fija a la silla, tapando los ojos y los oídos del la persona ahí sentada. Fue diseñada para inmovilizar al paciente e impedir que recibiera cualquier estímulo luz o sonido, y así poder actuar libremente sobre la mente y el cuerpo del enfermo. El inventor de la Tranquilizadora fue el Doctor norteamericano Benjamin Rush ( 1746-1813 ). Curiosamente este mismo doctor participó en la firma de la declaración de Libertad e Independencia estadounidense. Hoy en día la locura ya no es un término médico, aunque los médicos lo utilizaron ampliamente en épocas pasadas. Aun hoy, la palabra locura, estigmatiza y asusta, amenaza el orden social y familiar; rompe con la vida cotidiana. Generalmente cuando hay algo que pone “patas arriba” la vida social, el grupo afectado decide excluir la amenaza. En un principio fueron los familiares, mantenían “arrumbado” a los lunáticos en sus propias casas; las instituciones caritativas y religiosas también participaron, pero el número de pacientes fue creciendo, y otros optaron por liberar a los enfermos, que vagaron sin rumbo por las afueras de la ciudad (hoy de vez en cuando esta escena se repite). El conocimiento del por qué algunas personas se tornan irracionales, y el por qué de la sin razón, aun es un misterio. Inicialmente se atribuyó la locura a la posesión de espíritus endemoniados que luchaban por apoderarse del alma de las personas. Esta creencia perduró durante cientos de años, la locura entonces era un asunto de Fe y el alma- exorcismos- . También se pensó que la gente se “volvía loca” al estar luchando contra sus pecados. De esta manera los grupos adinerados fueron organizados para crear las primeras instituciones que se dedicaran al manejo de las personas con desequilibrio mental. Al comienzo se mezclaron delincuentes con pacientes psiquiátricos. Estos lugares previos al siglo XIX, eran sitios de reclusión, el manejo era a base de provocar el vómito al paciente para que “expulsara el mal”, baños súbitos de agua fría, ayunos, palizas correctivas, cadenas y grilletes. A este esquema de manejo se le denominó. “Aislamiento Terapéutico”.  


vademecum_64@yahoo.com.mx