VADEMECUM

¿Quimioterapia o veneno? Parte 2

Matar una célula cancerosa en el laboratorio o en un tubo de ensayo, es muy fácil; pero encontrar una droga que mate exclusivamente a las células cancerosas, sin matar también a las células normales, hasta hoy, ha sido prácticamente imposible. Las células con cáncer se caracterizan por crecer y multiplicarse indiscriminadamente; de hecho, los fármacos empleados contra el cáncer, actúan en las células cancerosas dañando y destruyendo el genoma o ADN celular, pero también dañan el ADN de las células normales y las destruyen. De esa gran destrucción celular por la quimioterapia principalmente de células con cáncer, pero también de células normales, surgen los efectos colaterales de la quimioterapia, como: náusea, vómito, caída de piel y de pelo, diarrea, calambres y otros síntomas más agudos, como deshidratación, aumento de electrolitos como potasio y fósforo, y un derivado del ADN conocido como ácido único -gota- que pueden llevar al paciente después de la quimioterapia, a falla renal y a la necesidad de internarse en terapia intensiva.No cabe la menor duda de que la quimioterapia actual ha permitido sobrevivir años más a los pacientes con cáncer. Sin embargo, la búsqueda de un fármaco que elimine exclusivamente a las células cancerosas, continúa. Hoy en día conocemos más sobre el origen del cáncer; hasta hace unos años se pensaba que el cáncer “venía de afuera”, es decir, que eran factores externos los que daban lugar al cáncer. Pero en 1989 se otorgó el Premio Nobel a Bishop, por haber descubierto la existencia de genes “mutados” o modificados que, una vez activados en el genoma humano, oprimen el botón de encendido para que las células empiecen a duplicarse y crecer de manera desordenada. Estos genes se conocen como “oncogenes”. El Sol, la radiación, el cigarro y la edad -carcinógenos- pueden activar esos oncogenes y dar inicio al cáncer. Al parecer, la clave está en cómo poder evitar o desactivar los oncogenes que desencadenan el crecimiento tumoral. Por ahora, la medicina continúa ofreciendo lo que tiene: Cirugía, Radioterapia y Quimioterapia, solas o combinadas, y los efectos colaterales de estos procedimientos son evidentes y múltiples. Aún así, la quimioterapia es una buena opción para el manejo del cáncer. Encontrar un bisturí o un fármaco que logre extirpar únicamente las células con cáncer, y poder modularlo, sería perfecto. Esperamos vivir para contarlo. 


vademecum_64@yahoo.com