VADEMECUM

El Beso

En un beso apasionado se ponen en juego 29 músculos, la lengua activa 17 de ellos, 9 miligramos de agua, 0.18 sustancias orgánicas, 0.7 de sustancia grasa, 0.45 de sal y millones de gérmenes y bacterias.Nadie sabe con precisión cual es el origen del beso.

Algunos ven en la lactación materna huellas de este origen; es ahí, cuando el recién nacido succiona el pezón materno donde comienza el vínculo y transformación de niño a adulto; años más tarde el hombre adulto recrea esos  momentos al lado de los pechos de su amada.

Existen infinidad de besos: los hay por cortesía en las mejillas; los besos por sumisión y respeto, el beso traicionero, y el primer beso como la estrella de todos. 

Sin embargo, este gesto ha cambiado a la par de la civilización y progreso. Hace unas pocas décadas aun se podían enviar besos por medio de las cartas de papel; padres y abuelos se “carteaban besos”; miles de besos aromatizados llegaban diariamente a sus destinatarios.

El enamorado remitente estaba a la espera de la respuesta del destinatario. La espera se convertía en un tormentoso mundo de agonía. Víctor Hugo enviaba así su carta: “Te beso mil veces, mi bien amada, por todas las partes de tu cuerpo…”. Los besos eran enviados desde todas partes en cartas y postales.

El servicio de correos y telégrafos promovía la economía en los textos; “Espérame esta noche; prepara la alcoba, besos”. Con la expresión “besos” se dice todo; se destaca familiaridad y recuerdo.

A este asunto aun no le alcanza la censura: “Besos desde aquí; en todas partes para ti”. Para Franz Kafka, un apasionado escritor, las cartas le parecían fantasmas; escribir cartas es desnudarse ante los fantasmas(A. Montandon). Hoy los medios han cambiado; pero el beso perdura; solo cambia la forma de envío, de “la carta al celular” diariamente millones y millones de besos inalámbricos son enviados.

Ya no se ven los besos enviados desde la ventana; con un ligero parpadeo; ¡qué manos, qué labios, que rubor del corazón!. Hoy el beso “mensajeado” con un stickero emojis, es un beso que se quiere dar pero, por razones de distancia, no se puede hacer; son besos volátiles e  incorpóreos.

Es cierto, los tiempos y formas cambian, pero: Los fantasmas siguen ahí; por eso un beso enviado o mensajeado “siempre corre el riesgo de ser robado antes de llegar a su destino” ¿o no?.



vademecum_64@yahoo.com