Comunicación en línea

Una mujer líder en Tlaxcala


Aurora Aguilar Rodríguez, diputada federal del PAN por Tlaxcala y subcoordinadora de ese grupo parlamentario en San Lázaro, se ha convertido en una de las mujeres líderes que están marcando la diferencia en ese estado gobernado por el PRI y que en las elecciones municipales recientes, presentó un importante avance para el panismo al ganar por primera vez la capital y otras posiciones municipales.
Al presentar su primer informe legislativo de actividades la semana pasada en un novedoso formato de frente a los líderes de opinión del estado, con un diálogo abierto, en el que destacó los 50.2 millones de pesos que ella gestionó directamente al Congreso de la Unión para los tlaxcaltecas, la diputada federal del PAN sentó un precedente en la forma de hacer política, en la que dijo, los servidores públicos deben entender que sus jefes por mandato son los ciudadanos.
Con el respaldo del coordinador de su grupo parlamentario en el Congreso de la Unión, el diputado federal Luis Alberto Villarreal García, compañeros legisladores, presidentes municipales en función y electos, así como líderes de los diferentes sectores sociales de Tlaxcala, Aguilar Rodríguez fue reconocida por la forma sencilla y directa de presentar sus logros, rompiendo con esquemas anquilosados y obsoletos de la política tradicional, además de ser validada como una incansable gestora a favor de los tlaxcaltecas.
La diputada Aguilar, oriunda de Tampico, Tamaulipas, avecindada en Tlaxcala desde hace 18 años, con una amplia trayectoria en el servicio público, tiene la peculiaridad de ser una mujer de lucha y de convicciones que ahora le están recompensando un trabajo humanista en su paso por diferentes dependencias y que en su labor legislativa, desde la máxima tribuna de los diputados federales, ha tenido importantes participaciones en temas de gran interés para el país.
En un estado como Tlaxcala donde la cuota de género a veces les ha quedado a deber a las mujeres y en la que la clase política de la vieja guardia en todos los partidos es la que ha prevalecido en el poder, el posicionamiento de una mujer como Aguilar Rodríguez, que se identifica más con las nuevas generaciones, hace recordar a Beatriz Paredes Rangel, quien fue la primera y única mujer gobernadora de Tlaxcala en 1986-1992 y segunda dama en el país en gobernar un estado, a la edad de 33 años.