Comunicación en línea

Son 75 años de salvar vidas

La semana pasada se presentó en Puebla el libro conmemorativo por los 75 años de la edición del libro Alcohólicos Anónimos, cuya primera impresión en 1939 significó el inicio de la trasmisión de un mensaje que ha contribuido a salvar la vida de millones de personas que gracias al legado de los cofundadores de la asociación con el mismo nombre, han podido conocer más acerca de la enfermedad y su posible solución.
"Nosotros los alcohólicos anónimos, somos más de un centenar de hombres y mujeres quienes nos hemos recuperado de un estado de mente y cuerpo, aparentemente incurable. El propósito de este libro es mostrarles a otros alcohólicos como nos hemos recuperado. Esperamos que estas páginas sean tan convincentes que no les sea necesaria mayor autenticación. Creemos que nuestra experiencia le ayudar a cada uno a entender mejor al alcohólico. Muchos no comprenden que el alcohólico es una persona muy enferma. Y además, estamos convencidos de que nuestro modo de vivir tiene sus ventajas para todos", reza el segundo párrafo de la primera edición del también llamado libro grande de los alcohólicos anónimos.
Ese centenar de personas que decidieron en 1939 publicar y compartir sus experiencias, fortaleza y esperanza a través de este libro, quizás jamás imaginaron que en el 2014 pudieran haber ayudado a millones de alcohólicos de todo el mundo a poder derrotar y controlar lo que ellos mismos refieren como "terrible enfermedad del alma".
Esta edición especial del 75 aniversario que se terminó de imprimir para México en marzo pasado con un tiraje de 5 mil ejemplares, está basada en la versión traducida al español en 1986, de la tercera edición del original en inglés.
En el libro se puede encontrar la opinión médica sobre los alcohólicos anónimos, la historia de Bill W y la pesadilla del doctor Bob sus dos cofundadores, por supuesto el programa de los 12 pasos de cómo funcionan los grupos de autoayuda, así como capítulos dedicados a las esposas, a las familias y a los jefes de los enfermos adictos al alcohol, como una forma de expresarle a los que rodean a un individuo en estas circunstancias, más acerca de este padecimiento.
En la historia de la agrupación este libro ha sido un instrumento de salvación a millones de personas, desde el momento en que además de editarse en 1939, tuvo difusión masiva en 1941 con un artículo del periodista Jack Alexander en el "Saturday Evening Post" que significó la primera oleada general para que se multiplicara el programa.
En la actualidad, alcohólicos anónimos opera en más de 180 países del mundo, con cerca de 116000 grupos y más de dos millones de personas que militan en el planeta en una de las comunidades que más aportaciones han hecho a esta enfermedad, dentro de muchos esfuerzos públicos, privados y académicos para entender el fenómeno.