Comunicación en línea

Un año de metas

Llegó por fin el esperado 2015 que en muchos ámbitos será de movimiento continuo, en algunos casos expansión y crecimiento, así como de expectativas para consolidar proyectos que se han venido desarrollando en los años anteriores.

Para los creyentes de la numeralia, 2015 suma ocho y es el año de los resultados, los beneficios y las metas, donde los “sueños se hacen realidad”.

Para México como país, sería deseable que ese presagio fuera una realidad en lo social, en lo económico y en general en el crecimiento de cada uno de los mexicanos y de todos como país.

Es por ello que en el terreno político y económico hay una gran expectativa sobre el rumbo que habrán de tomar nuestros gobernantes, el resultado de las elecciones para renovar legisladores federales, así como los 17 procesos estatales, nueve de los cuales renovarán a sus gobernadores, entre los que destacan Michoacán y Guerrero por las crisis de seguridad que se vive en ambas entidades, así como Nuevo León que es el estado financiero líder del país y donde se espera una reñida contienda entre PRI y PAN.

Para el gobierno de la república, particularmente después de las crisis de imagen y políticas con las que cerraron el 2014, este año que inicia es el tercero de su gestión y además de influir directamente en los procesos electorales que tendrán lugar, es el momento en el que se espera que se consolide su proyecto de país, así como enfrentar a una opinión pública cada vez más informada y activa.

Quizás por eso se espera que pronto se den los primeros cambios importantes en el gabinete del presidente Enrique Peña Nieto, entre quienes habrán de separarse de sus cargos para contender por algún puesto de elección popular, así como de los ajustes de rumbo y estrategias que el mandatario pudiera realizar para enfrentar este importante año que marcará ya la mitad del periodo para el cual fue electo.

Para los partidos políticos también este 2015 tiene importancia trascendental, no sólo por las jornadas electorales en las que habrán de participar, sino por el desgaste que estas instituciones tienen también frente a los ciudadanos, por lo que se espera que todos modifiquen sus estrategias y quizás al finalizar el año, la configuración partidista federal será diferente a los resultados del pasado 2012.

Finalmente, para la sociedad civil y para los ciudadanos en general, este año puede ser un detonante para lo que algunos han llamado “el despertar” de la consciencia colectiva, momento en que gracias a las redes sociales, al surgimiento de nuevos liderazgos y al hartazgo que como mexicanos enfrentan muchos por la corrupción, la inseguridad y en general las malas decisiones de los gobernantes y las autoridades, sea este quizás un momento histórico en el que haya más levantamiento de voces y manifestaciones organizadas que clamen por un mejor país y el fin de prácticas que en su opinión sólo han afectado más a nuestra patria.

Yo por lo pronto les deseo un año en el que ustedes cumplan sus metas y nos comprometamos más en lo que a cada uno nos corresponde.

http://twitter.com/omarcervantes67