Comunicación en línea

Sufrirán candidaturas independientes

A unos meses de los comicios federales del 7 de junio de este año, en que en el país se renovarán los diputados al Congreso de la Unión y en diversos estados hay elecciones locales concurrentes para renovar gubernaturas y municipios, el tema de las candidaturas independientes, si bien está tomando cada día mayor interés entre los ciudadanos, al parecer las reformas políticas aprobadas serán insuficientes para que quienes se apeguen a esta nueva figura, logren una votación mayoritaria en las urnas.

De entrada, quienes aspiran a una candidatura independiente y cuyo interés ya fue validado por las autoridades electorales, tendrán que conseguir las firmas necesarias para que puedan ser registrados oficialmente para las campañas constitucionales, mientras los partidos están ya en sus precampañas proselitistas gastando recursos públicos y tomando ventaja de las prerrogativas que les confiere la ley, habiendo iniciado desde antes virtualmente el posicionamiento de sus representantes.

Posteriormente, una vez que los aspirantes hayan demostrado ante las autoridades electorales contar con las firmas suficientes que respaldan sus proyectos independientes y, en caso de que sean registrados en las boletas electorales, tendrán que iniciar una campaña a todas luces desventajosa con la de los candidatos de los partidos políticos, ya que sus topes de campaña serán al menos 20 veces menores y sus espacios en medios de comunicación serán muy limitados, también en comparación con las maquinarias partidistas que en nuestro país se reduciría a tres siglas: PRI, PAN y PRD, además de las pequeñas minorías y los que contienden en coalición o alianza, así como los emergentes (Morena, por ejemplo).

Entre los tres partidos mayoritarios, dependiendo de la entidad federativa, los padrones electorales se dividen en diferentes zonas del país en los llamados votos “duros” o “corporativos” de las estructuras formales del “triopolio” nacional, en el que se concentran los mayores recursos y que tienen la infraestructura humana, económica, persuasiva, ideológica, técnica y logística para movilizar el sufragio de cerca del 80 por ciento de los votantes, dejando sólo un 20 a las pequeñas minorías, a los nuevos institutos políticos y en esta ocasión, a los independientes.

http://twitter.com/omarcervantes67