Comunicación en línea

Redes impersonales

En la era contemporánea de la tecnología, la globalización y el ciber-espacio, si bien estos avances han traído múltiples beneficios a la humanidad, paradójicamente algunos medios como las redes sociales cada vez son más impersonales y alejan a los usuarios reales, haciéndolos vivir en una realidad virtual o ficticia.

Muy importante es la profesionalización del mercadeo y las relaciones públicas a través de las redes sociales, que requiere cada vez mayor especialización y capacitación de quienes las administran o las producen, sobre todo cuando es una tercera persona, física o moral, quien los contrata para llevar esta poderosa herramienta de comunicación masiva.

Lamentablemente muchos están quedando rezagados, particularmente quienes llevan las cuentas de la llamada clase política, que cada vez son más similares, aburridos, carentes de información, personalidad y sobre todo, contacto con el político de verdad y sus interlocutores reales.

Como si fuera un manual anquilosado, haga una revisión de los twitts o los perfiles de Facebook de los políticos y las políticas de México y se encontrará sin falta efemérides, memorabilias, felicitaciones genéricas, comentarios de la agenda popular y evidentemente sus comunicados o fotoboletines de sus actividades y en muy pocos casos tendrá un contacto directo con la persona en realidad.

Hace poco me tocó leer una felicitación de una senadora de la república a uno de sus contactos de Facebook en una bochornosa situación debido a que la persona había fallecido meses atrás.

Por supuesto eventos snobistas o en los que todos debemos estar "in" para estar en la jugada, como la entrega de los Oscares el domingo pasado y el triunfo del mexicano Alfonso Cuarón, son oportunidades que no desperdician los administradores de las redes, en momentos donde todo mundo se sumaba a los famosos #hashtags para felicitar a nuestro compatriota y no quedarse atrás.

Habría que preguntarle a estos políticos, los reales, cuántos de ellos conocen en verdad la trayectoria de Cuarón, cuantos conocen la realidad del cine mexicano y bueno, quienes ya vieron de perdido la película "Gravity" de la que todo mundo hablaba en las redes el domingo en la noche.

Si las redes y la tecnología se hicieron para mejorar la comunicación, hay que estudiar el fenómeno a fondo porque los cibernautas no son fácilmente engañables y en lugar de pensar que las figuras públicas están más cerca de ellos, evidentemente estamos llegando a un punto donde la realidad y la ficción parecen mezclarse despersonalizando las relaciones humanas.