Comunicación en línea

Prometer no empobrece

Durante mi paso como consultor de comunicación política en más de una ocasión escuché a algún candidato decir en privado que prometer no empobrece y que las campañas electorales son para ganar votos, independientemente de lo que suceda ya durante la gestión gubernamental.

¿Será por ello que los spots de radio y televisión que comienzan a saturarnos de nuevo son lo mismo de cada tres años, sólo con cambio de personajes y con estilos muy predecibles, ahora que estamos a cuatro meses de la elección intermedia del sexenio y que en muchas entidades federativas hay comicios locales?

Más grave aún, alguna vez escuché a un prestigiado colega, asesor nacional de los más reconocidos politólogos y encuestólogos, que los gobiernos están para ganar elecciones y permanecer en el poder, por lo que sus programas deben ser siempre populistas y electoreros, lo cual me dejó realmente asombrado partiendo de alguien que tiene un nivel de doctorado en la materia.

Desafortunadamente para los electores, para los ciudadanos y para los mexicanos en general, tales aseveraciones en efecto son las que en su mayoría siguen imperando en la actualidad en el quehacer de la imagen pública, la comunicación oficial, la mercadotecnia política y las estrategias electorales, donde los cerebros de los mensajes y las formas cuando mucho toman la percepción de las personas (cualitativa o cuantitativa) como retroalimentación para establecer sus líneas discursivas, sin que ello signifique en realidad que tengamos candidatos o políticos con empatía, ocupados en contactar con las verdaderas necesidades de sus votantes.

Así que hay que prepararnos para que hasta junio próximo veamos y escuchemos en radio, televisión y las redes sociales saturadas de los mismos mensajes, los partidos de oposición cuestionando al gobierno (sin importarles que cuando han estado en el poder, ellos tampoco han cumplido), el gobierno justificando sus acciones, las mismas promesas de cada tres años y el nuevo estilo de hacer figuras populares como ganadores de elecciones, antes que buscar perfiles de estadistas o políticos con visión de futuro, en donde las campañas son muy festivas, de mucha cercanía con la gente, de personajes que se muestran cálidos y “conocedores” de las demandas populares.

Ellos, los políticos, ya tienen listos sus mensajes y sus estilos de hacer campaña, incluida la guerra sucia y de descalificaciones, con tal de obtener la mayor cantidad de votos posibles, la pregunta sería, ¿los ciudadanos tienen alguna forma de expresar su voz, más allá de su voto?

http://twitter.com/omarcervantes67