Comunicación en línea

¿Podrán los Reyes Magos?

Además de desearles un feliz Año Nuevo a mis lectores, quiero compartir que como usuario frecuente de las redes sociales he leído múltiples mensajes de aliento y esperanza en estos días y, particularmente uno de una gran mujer, María Eugenia Llamas “La Tucita”, quisiera citar parcialmente el contenido de una carta que en su Facebook ella envió a los Reyes Magos.
“Quiero pedirles que usen su magia y puedan regalarme este 6 de enero, que muchos de mis compatriotas dejen de estar tan distraídos y entretenidos con el futbol y la tele y se den cuenta de que nuestro país se está desmoronando.”
“Quisiera que pudieran hacer algo para detener tanta corrupción y voracidad de los políticos que solo piensan en enriquecerse.”
“Que los jóvenes no caigan en la trampa de creer que ‘él que no transa no avanza’, que no los seduzca el dinero fácil, ni las drogas, que existan trabajos adecuados a sus necesidades y preparación para que no tengan que irse a otros países.”
“Que los ancianos sean respetados, valorados y atendidos en sus necesidades básicas. Que los traidores a la patria sean castigados y que la justicia no se venda al mejor postor.”
“Que entendamos que todos tenemos derecho a la salud, a la educación, a vivir en armonía en una sociedad más justa. Les pido por favor que hagan algo para que los empresarios y comerciantes piensen un poco en la gente y no solo en hacer más dinero, quisiera de todo corazón que no hubiera tanta ignorancia en el pueblo para que no fueran explotados con trabajos miserables y sueldos que son una ofensa.”
“Hagan algo para que las personas que tienen una mejor posición económica y que envían a sus hijos a carísimos colegios les enseñen a ser solidarios y respetuosos con los que menos tienen y a no ser prepotentes y abusivos.
También quiero pedirles que si pueden hagan que los ciudadanos sean respetuosos al conducir sus autos y que respeten los lugares reservados en los estacionamientos para personas con necesidad de usar sillas de ruedas.”
“También quiero pedirles que no haya tantos animalitos abandonados y maltratados, que no creamos que porque son animales nosotros somos superiores. Si pudieran traerme la buena noticia de que habrá menos diputados y que ya no ganaran esos sueldos estratosféricos me harían muy feliz.
Deseo de todo corazón que cese la violencia contra las mujeres”
Con estos párrafos de una leyenda y un gran personaje de la vida cultural de nuestro país, resumo lo que muchos quisiéramos expresar para este año. ¿Podrán los Reyes Magos?