Vuelta prohibida

La vocación de la CNTE

Son ciertamente reveladoras las declaraciones con que Rubén Núñez, líder de la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, sale al paso de la denuncia penal que en su contra interpuso Mexicanos Primero; ya que muestra que la verdadera vocación de ese grupo de interés y presión nada tiene que ver con el magisterio ni con la formación de los niños y jóvenes de los estados de Oaxaca, Guerrero, Michoacán y Chiapas.

El dirigente de la sección 22 asegura que los ingresos que percibe y que provienen de los impuestos de los mexicanos son para hacer trabajo político, lo cual establece una gran diferencia con las funciones que tiene como dirigente sindical de los profesores oaxaqueños.

Las palabras de Núñez dejan en claro que precisamente las opciones de los activistas de la coordinadora responden a un proyecto
político y no a uno laboral o educativo, ya que todos sus esfuerzos están centrados en continuar siendo el factor de poder más grande en Oaxaca, lo que les permite controlar importantes posiciones en el gobierno de ese estado y hacer un uso absolutamente discrecional de los recursos destinados a la educación en esa entidad.

Poco a poco se va revelando que más de dos décadas de control sobre el sindicato de maestros en Oaxaca ha dejado a los líderes de la CNTE grandes ganancias económicas que se traducen en altos ingresos producto de la suma de sus salarios, dobles plazas, comisiones y bonos. Ésas son parte de los dividendos que deja a la coordinadora la administración patrimonial de 88 mil plazas de maestros y administrativos que forman parte de la nómina del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca.

Pero no solo eso, sino también la absoluta impunidad que gozan al tener también el control de la fiscalía que atiende los asuntos en los que se ven involucrados los integrantes de la CNTE, lo que les permite que miles de denuncias que tienen que ver con abusos, robos, vandalismo y otros delitos nunca terminen en consignaciones y mucho menos en sentencias.

Es por esa razón y muchas más que los miembros de la CNTE van a pelear hasta el final por mantener sus posiciones y de eso no le debe quedar duda al gobierno federal.

nestor.ojeda@milenio.com